Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El sector está cada vez más convencido de que las energías limpias han alcanzado competitividad, y son una gran herramienta para mejorar la huella de carbono de sus operaciones.

Viernes 08 de Agosto de 2014.- Siete de los nueve proyectos eléctricos del sector minero que entrarán en operación en 2014 son Energía Renovable No Convencional (ERNC); según información que entrega el Centro de Energías Renovables (CER). Según señala la entidad, la alta demanda energética, en un escenario marcado por el alza de precios, ha llevado a esta industria a buscar soluciones alternativas propias para optimizar el consumo y garantizar el suministro a futuro.

“La minería cada vez está más convencida de que algunas ERNC, como la solar, han alcanzado niveles reales de competitividad en el mercado y que por otro lado, son una gran herramienta para mejorar la huella de carbono de sus operaciones, debido a sus casi nulas emisiones”, explica Fernando Hentzschel, Gerente Técnico del CER. 

En este sentido, la estrategia ha sido levantar proyectos eléctricos de ERNC, principalmente solares FotoVoltaicos (FV) y eólicos, para autoabastecer algunas operaciones mineras, y solares térmicos, para la generación de calor de procesos, explica Hentzschel, y señala que esta última “es la principal fuente ERNC que han adoptado las grandes, e incluso las pequeñas mineras, demostrando que es factible asumir como parte de la cadena productiva, la generación solar térmica, y a la vez, logrando reducir los costos operacionales producto del desplazamiento del diesel”.

Por otro lado, dicen desde el CER, hoy la mayoría de las exploraciones de geotermia en el norte del país son financiadas o impulsadas por empresas del sector. Un buen ejemplo es el del grupo Antofagasta Minerals (AMSA), que posee 12 proyectos geotérmicos a lo largo de Chile, con un potencial de al menos 500 MW.

Proyectos destacados

Los mercados que tienen un uso intensivo de la energía, como la minería, se están convirtiendo en el principal punto de atracción para el despliegue de las energías renovables, como destacó el último RECAI (Renewable Energy Country Attractiveness Index) de Ernst & Young, que ubicó a Chile en el número 13, de los mejores países para invertir en ERNC. El ranking destaca que en Chile “SunEdison está trabajando con el Grupo Minero CAP para construir un proyecto solar FV de 100 MW en el Desierto de Atacama”, reseña el CER.

En cuanto a la energía Solar Térmica, por ejemplo, destaca la planta termo solar El Tesoro, de AMSA, que ha logrado sustituir en un 55% el uso del diesel utilizado en sus calentadores y dejó de emitir 8 mil toneladas de CO2 anuales, lo que equivale a una reducción del 4%. En junio entró en operación también el Parque Eólico El Arrayan (115 MW), el más grande de sudamérica, que entregará el 80% de la energía generada a Minera Los Pelambres, también controlada por AMSA, a través de un contrato a 20 años con el que la compañía aseguró el 20% de su consumo eléctrico anual.

También hay proyectos de Energía Solar FV. Este año entró en operación el proyecto solar FV Pozo Almonte, de la Minera Doña Inés de Collahuasi, que generará al año 60 mil MW/h y logrará satisfacer el 13% de su demanda actual. Además, evitará la emisión de 50 mil toneladas de CO2 anuales y reducirá sus costos de suministro en USD 20 millones en los 20 años que dura el contrato, señala el CER.

La minería es un consumidor intensivo de energía, aproximadamente el 90% de la demanda del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) proviene de este sector, según datos del Centro de Despecho Económico de Carga y Descarga (CDEC) del SING. La energía es el principal gasto de la industria minera y el transporte es el segundo. Én palabras de Fernando Hentzschel, “el desarrollo de electricidad basada en ERNC por parte de la minería es un fenómeno que ya se ha visto en los últimos años. Sin embargo, no se ha hecho nada para que las ERNC ayuden a disminuir el costo del transporte y ese debería ser nuestro desafío a 2050”.

Portal Minero