Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

De acuerdo con un working paper del FMI, incluso si los precios se mantienen estables en los niveles de 2013, el crecimiento sería sustancialmente menor en los próximos años.

Martes 19 de Agosto de 2014.- Los días de auge de los precios de las materias primas han llegado a su fin y con ello, el crecimiento de los principales exportadores se ve amenazado. Si entre 2003 y 2013 los precios de los metales se triplicaron y el del petróleo se cuadruplicó, sin el boom, el crecimiento del PIB chileno, por ejemplo, sería entre 2014-19 cerca de 0,8 puntos porcentuales menor que en 2012-13. En el caso de Perú, la cifra llega a 2 puntos porcentuales.

Así lo establece el paper “Luego del Boom, los precios de los commodities y el crecimiento económico en América Latina y el Caribe”, del economista del FMI Bertrand Gruss. Según Gruss, para los 12 países incluidos en el estudio, a excepción de Paraguay, el pronóstico de crecimiento promedio para 2014 y 2019 es menor que el de 2003-2011.

El autor explicó a PULSO que si bien el menor crecimiento proyectado para Chile es importante, “es menor que el del exportador de commodities promedio de la región... lo que podría dar cuenta de los beneficios de haber adoptado políticas prudentes en el pasado, como la acumulación de recursos en un fondo de estabilización o evitar la prociclicidad de la política fiscal”.

En el paper, Gruss dice que incluso si los precios se mantienen estables en los niveles de 2013, la tasa promedio de crecimiento anual del PIB en el mediano plazo (2014-19) será casi un punto porcentual menor que en 2012-13, y más de 1,5 puntos porcentuales más bajo que en los años del boom. El índice de precios de commodities neto (NCPI, su sigla en inglés) que utiliza el estudio se transformó en positivo en 2003, alcanzó los dos dígitos en 2004 y se mantuvo alto hasta 2011, con la excepción de 2009. Fue la primera mitad de 2011 en que los metales llegaron a su peak. Durante el boom  los precios de los commodities en los países de América Latina y el Caribe crecieron en promedio 5,5% al año.

“Es natural que al estabilizarse el precio de los commodities se resienta la capacidad de crecer a esas tasas. En otras palabras, parte de la aceleración del crecimiento de la década pasada era, por naturaleza, transitoria”, argumenta Gruss.

Para Eugen Weinberg, Analista de Commodities de Commerzbank, el efecto sería neutral. “Mientras para la economía chilena los precios del cobre son de gran importancia como uno de los “hits de exportación”, los precios del petróleo y el gas pueden impactar negativamente el crecimiento económico”, dijo el experto  y agregó “en general, el efecto de los precios en el crecimiento de los mercados emergentes es neutral ya que el desarrollo de los precios en sí mismo está siendo impactado por el crecimiento de los emergentes y sus pronósticos y no al revés”.

El informe también concluyó que una caída de un punto en el crecimiento del PIB de China haría caer el promedio del precio de los commodities en la región en cerca de 3% y en algunos casos hasta 8%. En ese caso, el PIB promedio en los países exportadores de materias primas en la región caería en más de 0,5 puntos porcentuales bajo la tendencia, entre 3 y 4 años después del shock.

Pulso

Portal Minero