Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Mientras el Ministro Máximo Pacheco destaca el potencial hidroeléctrico de Aysén, su par de Medio Ambiente pidió a la DGA resguardar las cuencas del Baker y el Pascua.

Jueves 21 de Agosto de 2014.- La Presidenta Michelle Bachelet tiene como prioridad avanzar en la Agenda Energética que, entre otros objetivos, busca reducir en un 30% el costo marginal de energía a 2017. La estrategia para ello considera varias medidas, entre ellas aprovechar el potencial hidroeléctrico de Aysén, que se estima en unos 6.000 MW. Pero no todos en el gobierno tienen la misma mirada.

La del Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, por ejemplo, no coincidiría con la de su par de Energía e impulsor de esta agenda, Máximo Pacheco; como se desprende de un oficio enviado por el Secretario de Estado al Director General de Aguas, Carlos Estévez, al cual tuvo acceso exclusivo el diario económico Pulso.

En el documento, Badenier pide “realizar las gestiones necesarias para resguardar reservas de agua de las cuencas de los ríos Baker y Pascua, así como sus afluentes, en virtud de lo dispuesto en el artículo 147 bis del Código de Aguas (que permite reservar caudales por circunstancias excepcionales y de interés nacional)”. En este caso, una de las necesidades principales mencionadas en el texto sería la de resguardar el hábitat de especies “dulce acuícolas en categoría de amenaza”.

El oficio está fechado el 7 de agosto, 24 días después de que la Contraloría oficiara a la DGA para que se pronuncie sobre la solicitud de HidroAysén de contar con derechos de agua adicionales para ambos ríos. En efecto, la empresa recurrió al Contralor reclamando la demora en los actos administrativos sobre este tema. Al día siguiente de haber recibido el oficio de Badenier, el 8 de agosto, la DGA señaló a través de un comunicado “que tomó nota de los antecedentes que le entregó el Ministerio de Medio Ambiente, cartera que le solicitó realizar las gestiones necesarias para eventualmente proceder a resguardar reserva de agua, basado en razones de preservación del ecosistema y humedales de importancia nacional y regional”.

“Recayendo las solicitudes del recurrente (Badenier) en las cuencas de ambos ríos en donde se ha solicitado la aplicación del artículo 147 bis inciso tercero del Código de Aguas, y debido a que ciertamente una reserva de caudales que podría tener incidencia en ellas, es menester tener presente en la tramitación de sus solicitudes dicho requerimiento”, dice la respuesta a Contraloría, que agrega que “para lo anterior, el servicio iniciará a la brevedad el estudio desde el punto de vista técnico y legal, acerca de la procedencia de la solicitud del Ministerio de Medio Ambiente".

La situación generó dudas en HidroAysén. De hecho, representantes legales de la compañía se reunieron ayer con el Contralor Ramiro Mendoza, cita en la cual expresaron la poca claridad de la respuesta de la DGA. Según trascendió, la empresa tendría entre sus alternativas presentar una nueva reclamación a la Contraloría, pidiendo una respuesta clara respecto del otorgamiento de los mentados derechos de agua, ya que la eléctrica considera que en el documento enviado por el servicio dependiente del MOP no se resuelve el fondo del asunto.

Otra de las opciones que manejaría HidroAysén es la solicitud de un sumario administrativo contra la DGA, por no cumplir con la resolución firmada por Mendoza. En último caso, la empresa también podría acudir a la Corte de Apelaciones mediante un recurso de reclamación de ilegalidad en el actuar de la DGA.

Según Rodrigo Weisner, abogado socio de Puga Ortiz, y ex director de la DGA, plantea que el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, tomará ahora “un rol fundamental”, porque es el único que tiene la potestad para aplicar la reserva y el 147 bis. “Eso se hace a proposición de la DGA. De esta forma, la Dirección tiene que estudiar la petición de Medio Ambiente y hacer sus propios estudios, ya sea de caudales ecológicos, de interés turístico y recabar la opinión de servicios públicos y, finalmente, recomendarle al ministro que acepte la petición de Medio Ambiente o que la deseche. Por eso es tan relevante el Ministro de Obras Públicas en este tema”, sostiene el experto.

A su juicio, la ley permite zanjar esta disyuntiva entre Medio Ambiente y Energía. “Acá lo que puede pasar es que se llegue a la conclusión que el tema de la biodiversidad y el tema de las especies acuícolas se puede resguardar si es que se reserva porcentajes (de caudal) y se deja un espacio para la generación; eso se puede negociar. Hay que recordar que estas reservas son reservas que se aplicarían a las solicitudes que tiene HidroAysén en trámite, pero Endesa ya tiene derechos. Esa reserva no puede afectar a los derechos que tiene Endesa desde el año 90”, conclluyó.

Pulso

Portal Minero