Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Tim Rebhorn, Vicepresidente Ejecutivo para Latinoamérica, EE.UU y Canadá, advierte que una de las principales limitantes para desarrollar esta energía en el país son los conflictos por derechos mineros.

Lunes 25 de Agosto de 2014.- First Solar, la mayor empresa contratista del rubro de la energía solar del mundo y con más de 8 mil MW instalados, tiene 1.000 MW proyectados para Chile de aquí a 2016 en iniciativas que se ubicarán entre la III y IV Región principalmente, dice Tim Rebhorn, Vicepresidente Ejecutivo para Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica de la firma.

La primera semana de octubre la empresa —que en 2013 adquirió el 100% de Solar Chile a Fundación Chile— dará a conocer la primera fase de construcción de Luz del Norte, el proyecto solar de 140 MW que será el más grande de Latinoamérica y que contempla una inversión de USD 370 millones. Los primeros bloques de la planta operarán en marzo de 2015 y para fines de ese año estarán ofreciendo toda su capacidad en el mercado spot. Rebhorn explica que optaron por este segmento porque First Solar tiene la fortaleza financiera para desarrollar el proyecto sin tener contratos previos con las empresas que serán sus clientes.

—Del total de MW que instalarán en el mundo, ¿cuántos estarán en Chile?
“Lo más que sea posible. En 2014 esperamos vender 2 mil MW en paneles solares, y de eso cerca del 7% será para Chile. En el país tenemos unos 1.000 MW proyectados hasta 2016 y estamos constantemente viendo oportunidades de desarrollo de proyectos, a través del mercado spot o bien con contrato a empresas”.

—¿Cuál cree que será el impacto de la energía solar en el corto plazo?
“Se van a reducir los precios totales de energía a medida que ingrese con más fuerza la solar. El impacto depende de cuántos proyectos ingresen, pero será significativo. La radiación en Chile es la mejor del mundo y mientras continúe siendo conveniente invertir en el país, este mercado crecerá y esto impactará en los precios”.?

—¿Es posible que la solar compita con energía de base?
“Sí. Pienso que en algunos mercados se puede y Chile es uno de ellos. Primero, los precios spot son muy altos, y también hay incertidumbre con las hidroeléctricas, restricciones en la transmisión, nueva demanda de mineras, entre otros”.

—¿Por qué optaron por Chile?
“La Constitución y las regulaciones son claras. Cuando hay menos certezas, el riesgo que toma el inversionista es mayor y, por tanto, el retorno es menor. Valoramos también que no haya subsidios a este tipo de energías, porque esto permite competir mejor y buscar las maneras de seguir reduciendo los costos”.

—¿Y cuáles son los obstáculos?
“Para First Solar la mayor incertidumbre es el problema entre los derechos de las concesiones de superficie respecto de los derechos del subsuelo. Ahí se genera un conflicto que puede afectar los costos de desarrollo. Al firmar una concesión debes firmar una nota de crédito y desarrollar pronto para no perder la concesión. Pero allí alguien con derechos mineros puede poner problemas y no puedes hacer nada”.

—¿Qué dice el Gobierno al respecto?
“Ellos reconocen el problema, pero es difícil porque las mineras no quieren deshacerse de sus derechos y es difícil buscar una solución que funcione comercialmente. Esta administración lo ha entendido y está avanzando. El problema es que si soy desarrollador y tengo que hacer un gran cheque para los derechos mineros, aun cuando no los haya, esa plata se traspasará al costo de la energía. Eso hace que los precios de la energía suban y eso no le hace bien a la economía”.?

—¿Por qué potencian las inversiones en Latinoamérica?
“Hicimos inversiones en Latinoamérica porque es un mercado de energía sofisticado y conveniente para nosotros. Estamos en Brasil y Chile y abriendo oficinas en Perú. Y estamos buscando oportunidades en Panamá, Honduras, Nicaragua y Guatemala; queremos ver posibilidades en países como Ecuador y Colombia. First Solar no quiere ir a mercados a pedir subsidios”.

El Mercurio

Portal Minero