Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Sol de Vallenar, de la firma española Cox Energy, requerirá USD 510 millones para instalar 273 MW en la primera de cuatro etapas. En total proyecta 1.000 MW para el Sistema Interconectado Central.

ernc-atacama-fotovoltaico-sol-vallenar-cox

Martes 30 de Septiembre de 2014.- A fines de este año comenzaría la construcción de la primera parte del proyecto fotovoltaico Sol de Vallenar, que desarrolla en Chile la empresa del mismo nombre, filial de la española Cox Energy, reconocida por importantes iniciativas de este tipo en diversos países como México y Panamá.

Según consta en la Base de Proyectos y Licitaciones de Portal Minero, la primera fase de esta planta solar requerirá una inversión de USD 510 millones y tendrá una capacidad de 273 MW, que serán inyectados al Sistema Interconectado Central de Chile (SIC) a través de la línea troncal Maitencillo-Cardones, de propiedad de la compañía Transelec.

Pero el proyecto considera un alcance mucho mayor.

Según información emanada desde la empresa, la iniciativa contempla una capacidad total de 1.000 MW, con lo que una vez terminado -se estima que hacia el año 2020- se convertiría en el  mayor proyecto fotovoltaico del mundo, con una superficie total de 2.150 hectáreas. En una nota de prensa citada por numerosos medios internacionales, el Presidente de Cox Energy, Enrique Riquelme, apuntó en este sentido que "Sol de Vallenar supone la oportunidad de situarse a la cabeza de las compañías fotovoltaicas que están desarrollando parques en Latinoamérica y convertirse en referente dentro del sector".

Riquelme destacó además que la empresa desarrollará este proyecto en un contexto en el que "las subvenciones no son necesarias para ser rentables", señala el comunicado. 

es necesario mencionar que solo la mencionada primera fase se encuentra actualmente en tramitación ante el Servicio de Evaluación Ambiental. La empresa recibió el primer Icsara de parte del organismo, al que deberá responder para que se apruebe definitivamente su Estudio de Impacto Ambiental (EIA). De no haber novedades en este sentido, el cronograma señala que la construcción se sub-dividirá además en cuatro etapas, la última de las cuales iniciaría a mediados de 2016. 

Para conocer más detalles sobre la primera fase de este proyecto, click aquí.

Portal Minero