Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

El oficialismo argentino logró imponer su mayoría y el proyecto pasó a la Cámara de Diputados, donde se votará su aprobación definitiva.

Viernes 10 de Octubre de 2014.- Después de once horas de debate el Senado argentino aprobó, sin consenso y con fuertes criticas de la oposición, la controvertida Ley de Hidrocarburos. La norma, impulsada por el gobierno nacional y previamente acordada con los Gobernadores de las provincias petroleras será debatida ahora en la Cámara de Diputados, donde tendrá aún menor consenso.

La iniciativa tuvo los votos del Frente Para la Victoria (FPV) y sus aliados y el rechazo de la oposición, que cuestionó la ley desde diferentes puntos. El bloque de UNEN presentó un proyecto por la minoría. La Ley fue votada en general y en particular al mismo tiempo y gran parte del debate tuvo al FPV casi sólo en el recinto.

Desde el oficialismo, los principales defensores de la ley fueron Aníbal Fernández, Senador por la provincia de Buenos Aires, y Miguel Ángel Pichetto, de Río Negro. Desde su posición, ambos hicieron eje en los logros del Gobierno en materia energética en estos últimos diez años. El Senador rionegrino dijo sobre las inversiones; “estamos hablando de las grandes empresas, que son las que pueden invertir miles de millones de dólares en el petróleo”. “Se dijo que era una Ley para beneficio de YPF. Ojala sea cierto: si la Ley está a favor de YPF, quiere decir que es muy buena ley”, agregó.

Por el lado de la oposición, la Senadora Liliana Negre de Alonso, dijo que “esta ley avasalla al federalismo” y que “el Gobierno dejó afuera a provincias como San Luis”. Pino Solanas fue uno de los Senadores de la oposición que mantuvo un discurso encendido y con  varios cruces con oficialistas. “Esta Ley de Hidrocarburos es un mamarracho. Es menemista”, sentenció. “Hace falta un debate social sobre el modelo energético en el país para salir de esta matriz dependiente de los hidrocarburos” explicó el porteño.

Además, agregó que “es poco serio que apostemos a Vaca Muerta. El debate no es fracking si o fracking no, si no que tiene que ver con preguntarnos qué hacemos con la energía en el país. Necesitamos un plan global” dijo. Luego la Senadora de la Ciudad de Buenos Aires Gabriela Michetti, dijo que esta ley profundiza “las contradicciones económicas que tiene hoy el gobierno nacional”.

En otro momento del debate, Gerardo Morales cuestionó la coparticipación y dijo que “tendría que haber un fondo de distribución de coparticipación en los hidrocarburos”. 

El Senador radical de Chubut, Mario Cimadevilla, expresó que “con esta ley no vamos a alcanzar lo que se reclama porque tiene un objetivo rentista de los hidrocarburos”. Y el Senador de Mendoza y Presidente de la UCR, Ernesto Sanz, tuvo un cruce con el Presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el Senador neuquino Marcelo Fuentes:

“Se nos acusa de querer hacer una ley a la medida de YPF y creemos que no hay que ver a quién favorece, sino a quién perjudica y esta ley no perjudica a las provincias. En realidad, esta norma puede perjudicar a otras empresas, entonces aclaremos qué interés estamos expresando en esta cuestión”, dijo Fuentes en su intervención. Sanz le contestó: “por la historia de nuestro partido, cuando hablamos de la soberanía energética nosotros no necesitamos andar aclarándole a nadie qué intereses defendemos”.

El Senador bonaerense Jaime Linares agregó que “si no estuviese Vaca Muerta, esta ley no se trataría. Por eso, nos parece desconsiderado estar discutiendo esta ley, que es neoliberal, en un marco donde el gobierno se está yendo”. Por su parte, Norma Morandini, le recordó al FPV que “con este Gobierno se perdió el autoabastecimiento energético”. 

Llamó la atención el voto negativo del Senador Guillermo Pereyra, quien además es dirigente de los trabajadores petroleros del sur. “Colisiona con la Constitución provincial”, dijo Pereyra, quien agregó que “refleja una ostensible improvisación, sin atacar de fondo los graves problemas de definiciones políticas y energéticas que tiene el país”. Su correligionaria Lucila Crexell, se abstuvo: “necesitamos leyes claras que digan que el poder de los Hidrocarburos están en las provincias”.

En pocos días el proyecto de reforma de la Ley de Hidrocarburos ingresará en la Cámara de Diputados donde el oficialismo también tiene mayoría, pero será difícil conseguir un amplio consenso.

El Inversor On Line

Portal Minero