Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

En 2018 la Fundición Hernán Videla Lira de Enami (conocida como Paipote) deberá cumplir con la nueva normativa ambiental, que la obligará a renovarse casi completamente.

Lunes 24 de Noviembre de 2014.-  Todavía quedan cuatro años para esa fecha, pero, aun así, la planificación para este cambio está retrasada pues “una inversión como esta necesita mucha ingeniería y mucho tiempo de planificación”, explica José Andrés Herrera, gerente de Modernización de la Fundición Hernán Videla Lira (FHV).

“Los plazos están atrasados, pero en marzo deberíamos tener listo el proceso”, dice el ejecutivo, quien agrega que hoy la empresa se encuentra estudiando dos planes alternativos para la fundición.

El primero, y más caro de materializar, es el estudio de prefactibilidad para el proyecto principal, que implicaría la implementación del convertidor Teniente para el horno de fusión, en el que se podría incluir tecnología china BBR. Todo por un costo que hoy se estima rondaría los USD 500 millones.

La otra solución que se está estudiando en paralelo es el estudio de perfil para la producción de metal blanco, que es un subproducto del proceso metalúrgico.
Esto, dice Herrera, implicaría interrumpir la elaboración de ánodos, vendiendo un producto menos elaborado que el que se logra hoy en FHV, pero sería una opción más barata, pues podría sumar USD 150 millones.

Los estudios que lidera el ejecutivo deberían estar listos en marzo, fecha en la que además se podría valorizar finalmente la inversión necesaria para Enami.

Todo con miras a establecer la alternativa tecnológica más conveniente y el diseño de ingeniería apropiado para alcanzar a fines de 2018, la meta de capturar 95% de dióxido de azufre y reducir las emisiones.

El plan, en todo caso, está enfocado a no afectar la continuidad de la empresa, ni las compras que hace a pequeños y medianos mineros.

El Mercurio

Portal Minero