Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

Reactivación del Complejo Metalúrgico de La Oroya permitiría que 30 mil pobladores vuelvan a la ciudad tras seis años de espera.

Jueves 19 de Febrero de 2015.- La subasta internacional de los activos de Doe Run ingresará a su recta final este viernes cuando los 85 acreedores de la minero-metalúrgica se reúnan para dar su aprobación al cronograma definitivo de venta propuesto por el banco de inversión suizo UBS.

Trascendió que los puntos principales de agenda serán la aprobación de las bases del concurso y la modificación del convenio de liquidación, documentos necesarios para impulsar la adjudicación de los dos activos de Doe Run: el Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) y la mina de cobre Cobriza.

Al respecto, los acreedores laborales de la empresa esperan que la venta se cierre en abril próximo, esto es, un mes después de lo inicialmente proyectado por el administrador concursal, Profit. “La población de La Oroya espera que la junta de acreedores apruebe las bases del concurso este viernes o podría haber una convulsión social”, advirtió Luis Castillo.

Castillo explicó que los oroínos reclaman una pronta definición a esta problemática, porque la actividad económica en la urbe andina ha decaído considerablemente desde que el CMLO cerró operaciones hace seis años, al extremo de que 30.000 de sus 72.000 habitantes han migrado a otras ciudades.

“Debemos entender que en La Oroya no tenemos una mina sino un complejo metalúrgico, y que todos los que laboran allí son especialistas en transformar concentrados en productos refinados”, refirió.

De cerrarse la venta de Doe Run este abril, el nuevo operador podría asumir actividades en el mes siguiente.


El Comercio

Portal Minero