Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

En la última década la industria energética habría aumentado su demanda de profesionales en 50%. Por otro lado, la minería requerirá 16.000 personas para reemplazar trabajadores en edad de retiro a 2023.

energia-mineria-demanda-laboral

Martes 14 de Abril de 2015.- Al año 2023 el sector de la minería chilena necesitará 27.347 personas. La demanda de capital humano, no sólo se explica por los nuevos puestos de trabajo, sino también por el reemplazo de personas en edad de retiro y de personas que dejan la industria, siendo este último factor el más importante, pero también más difícil de predecir y proyectar.

Así lo indica el estudio Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena, del Consejo de Competencias Mineras (CCM), que entregó estimaciones precisas sobre la demanda de capital humano y las principales brechas que enfrenta la industria minera en Chile.

Los análisis del estudio para el sector minero, muestran que ha habido una contracción importante del sector en el último año, y las señales sugieren que esta tendencia seguirá algún tiempo más.

Según la investigación, lo anterior tiene múltiples razones (el precio de los commodities, costos de factores productivos, judicialización de permisos, etc.), que se traducen en un escenario donde las empresas están aplicando un fuerte control de costos en las operaciones, y en un estancamiento de la expansión por proyectos de inversión.

El Consejo de Competencias Mineras precisó que la cartera de proyectos que se analizó para este estudio contempla 17 iniciativas con diferentes grados de certeza y avance. Todas estas iniciativas buscan elevar los estándares de productividad laboral actuales.

De acuerdo a los datos del estudio, la relevancia de esto radica en que tanto la cantidad de personas requeridas, como sus características técnicas, conforman un tipo de capital humano difícil de conseguir en Chile. Pero aun consiguiéndolo, las capacidades de las personas serán tan relevantes como las condiciones en las que se desempeñen para asegurar los resultados esperados.

Del total de trabajadores que se necesitarán para el 2023, 16 mil personas serán demandadas para reemplazar a trabajadores en edad de retiro. Cabe destacar que el año pasado ingresaron cerca de 18.000 nuevos trabajadores a la gran minería, donde 10.000 de estos trabajadores se incorporaron por primera vez a la fuerza laboral.

Con respecto a la oferta formativa en minería, el 2014 la matrícula aumentó a 37.000 personas, con fuerte énfasis en mantenimiento y programas de Técnico Nivel Superior. Según las proyecciones realizadas, en 10 años se habrá duplicado el número de personas formadas para la minería, trasladándose la preocupación desde la cantidad de personas formadas, a la calidad de las mismas. En este contexto, la acreditación de los programas de estudio y su pertinencia al Marco de Cualificaciones para la Minería surgen como desafíos pendientes.

Aumento por sobre el 20% en demanda energética

El crecimiento de las ciudades está variando el mapa laboral del país, provocando un movimiento de profesionales en la industria energética que la hace inclusiva con otras áreas, compartiendo los desafíos que la demanda presente y sobre todo futura, reclamará como hechos concretos que aseguren la energía hacia la próxima década.

Según un estudio de Hays Chile, durante el período que comprende los años 2005 y 2015, la industria energética aumentó la demanda de profesionales en un 50%, debido principalmente a la baja en proyectos mineros que liberó una gran cantidad de candidatos de ese rubro a otras industrias.

Para Sebastián Aldunate, Manager Energía & Ingeniería, este escenario ha sido aprovechado por más del 60% de las empresas que requieren cargos específicos en otras industrias, generando un pool de posibilidades.

La investigación asegura que en los próximos 15 años, la capacidad instalada aumentará en más del 200%, razón por la que toma especial relevancia la implementación de ERNC. El desarrollo sostenido de las energías eólica y últimamente la fotovoltaica, impulsarán la creación de nuevas fuentes de trabajo y aumentarán la demanda de profesionales calificados.

Para el experto, el escenario actual se vuelve una oportunidad única de impulsar la flexibilidad en la industria al momento de recibir candidatos. La minería provee mano de obra altamente calificada que puede desempañar de manera óptima los proyectos energéticos que la sociedad va demandando, y los mismos retrasos en la puesta en marcha de proyectos mineros, unido a la gran cantidad de proyectos de ERNC que se aprueban, presentan un escenario propicio para ampliar el campo de acción profesional.

Al mismo tiempo, abrir las fronteras a profesionales calificados de otros países reporta un enriquecimiento de la fuerza de trabajo nacional. Países como España, son mucho más maduras en relación a Chile en cuanto a la generación de proyectos energéticos, haciendo de los profesionales de la industria de ese país, un factor rico a la hora de abrirse plazas de trabajo en el nuestro.

Especialidades y salarios

Para 2015 y los próximos años, los cargos más demandados por la industria energética serán  los de Business Developer y Business Manager de Proyecto. Las habilidades técnicas de los ingenieros civiles y comerciales serán  las más demandadas, ya que ambas se orientan en la búsqueda de nuevos negocios, formas de implementación de la energía y la gestión integral del proyecto, comenta María Luisa Arias, consultora senior del área de Energía de Hays.

En razón con el movimiento captado por los profesionales del reclutamiento en los últimos 3 años, se augura un crecimiento del 10% en el volumen de renta que actualmente perciben los profesionales que demanda la industria.

Portal Minero