Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La instancia judicial está revisando las dos causas interpuestas por HidroAysén contra las resoluciones del SEA, que la llevaron a perder la aprobación ambiental del proyecto.

Miércoles 13 de Mayo de 2015.- El Tribunal Ambiental de Santiago realizó la primera de las dos audiencias por los recursos que interpuso Centrales Hidroeléctricas de Aysén (HidroAysen) contra el director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

La instancia judicial está revisando las dos causas interpuestas por HidroAysén contra las resoluciones del SEA, que la llevaron a perder la aprobación ambiental del proyecto, luego que así lo resolviera la Corte Suprema, tras una contienda de competencias presentada por el Tribunal Ambiental de Valdivia.

El proyecto, que fue rechazado el año pasado por un Comité de Ministros, contemplaba la construcción y operación de cinco centrales hidroeléctricas en la región de Aysén, en el sur de Chile, con una potencia instalada de 2.750 MW.  Sería administrado por las generadoras de electricidad Endesa y Colbún S.A.

Durante la audiencia del martes, el abogado Mario Galindo de Centrales Hidroeléctricas de Aysén, destacó que "hace mucho tiempo la Excelentísima Corte Suprema declaró la plena legalidad de la Resolución de Calificación Ambiental –permiso ambiental-, que hoy día se encuentra invalidada (...) para ser invalidada la RCA fue necesario eliminarla del ámbito del derecho y también invalidar plenamente el acuerdo que el Comité de Ministros había tomado el 30 de enero de 2014", reportó Diario Financiero.

El Comité de Ministros del gobierno pasado había revisado parcialmente los reclamos contra el proyecto HidroAysén en enero de 2014. Sin embargo, el Comité de Ministros del actual Gobierno decidió suspender la iniciativa hidroeléctrica, tras asumir en marzo del mismo año.

Para Galindo la invalidación del permiso ambiental al proyecto HidroAysén se debe a una falla institucional, porque el Comité de Ministros demoró tres años en tener una resolución final sobre la iniciativa revocándola totalmente, destacó el diario.

"(Esto ) lo veo como una falla institucional. Ha sido el sistema el que ha fallado, ha sido el sistema probablemente el que no ha estado preparado para conocer de la evaluación de un mega proyecto de estas características y llevarlo a buen término. Pasaron varios gobiernos desde el año 2008 hasta 2015. Y hoy, siete años después del ingreso del proyecto a la evaluación de impacto ambiental, estamos discutiendo si reestablece o no la vigencia de la RCA", indicó.

"No es que hayan pasado tres años de febril actividad de conocimiento de las reclamaciones. En tres años, no pasó nada", acusó.

En tanto, Carlos Sepúlveda, representante del SEA, defendió que "no es efectivo que la institucionalidad ambiental haya fallado", agregando que lo que ocurrió es que "HidroAysén no se hizo cargo de los impactos que genera en el medio ambiente", por lo que perdió su permiso ambiental.

"Lo que HidroAysén nos quiere hacer creer que tiene respecto a su RCA un derecho adquirido, se olvida que es una autorización de funcionamiento", acusó.

Portal Minero