Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

Desde 2010, las minas Gualcamayo y Casposo continuaron sus tareas de producción superficial, exploración, perforación, capacitación y contratación de personal.

Miércoles 13 de Mayo de 2015.- Las últimas 100 ediciones de Cuyominero fueron testigos de la convergencia que se produjo en la provincia de San Juan entre la ya conocida minería “a cielo abierto” y la creciente forma de explotación subterránea. Desde 2010, las minas Gualcamayo y Casposo continuaron sus tareas de producción superficial, exploración, perforación, capacitación y contratación de personal para lograr en 2014 el inicio de su modelo de explotación underground.

La mina calingastina Casposo, operada por la empresa Troy Resources Ltd, celebró el año pasado el 4º aniversario de su primera colada y también la transición de producción de cielo abierto a subterránea, lo que implicó una inversión de USD 30 millones, la contratación de 140 nuevas personas y la extensión de la vida útil del yacimiento.

Por su parte, en agosto de 2014, la mina jachallera Gualcamayo celebró sus cinco años de vida y lo festejó inaugurando una cinta transportadora de 1.600 metros de largo con trituradora incluida que cumple la función de llevar el mineral bajo tierra a la zona de tratamiento. El emprendimiento subterráneo tuvo una inversión de USD 130 millones e incluyó una red de túneles de 40 kilómetros y se estima que la nueva forma de extracción extienda por siete años más la vida útil del yacimiento.

Diario de Cuyo

Portal Minero