Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Ese efecto se debería a los cambios en la jornada pasiva, que es el tiempo que el trabajador está a disposición del empleador sin realizar labores propias del negocio, dijo el presidente ejecutivo de Codelco.

Jueves 14 de Mayo de 2015.- La reforma laboral que está en trámite en el Congreso podría tener un efecto de hasta USD 253 millones adicionales en pagos de bonos a los trabajadores de la  estatal chilena Codelco,  la mayor productora de cobre del mundo,  según su presidente ejecutivo Nelson Pizarro, reportó el Diario Financiero.

El ejecutivo explicó ante la comisión de Minería y Energía del Senado que ese efecto se debería a los cambios en la jornada pasiva que se refieren al tiempo en que el trabajador está a disposición del empleador sin realizar labores propias del negocio, como serían algunos tiempos de traslado en la minería.

Actualmente hay unos 14.000 contratistas afectos al pago de bonos por ese concepto, -que busca compensar los tiempos de traslado entre las casas de cambio hasta las faenas-, lo que implica un desembolso de USD 3,6 millones, afirmó.

De concretarse los cambios que propone la reforma laboral, éstos podrían incrementarse en 10 veces en un escenario base, pasando a unos USD 34 millones solamente considerando a este grupo, pero irá aumentando dependiendo del detalle de la normativa, según el diario.

"Me imagino que este tema será abordado en la reforma laboral y hemos dado algunas cifras para encuadrar la magnitud del problema", explicó Pizarro en la comisión.

En los escenarios evaluados por Codelco, una primera aproximación fue la de valorar la jornada pasiva con un monto equivalente al valor de la hora extraordinaria, informó el medio.

“Esto, porque la reforma laboral incluye una ampliación de las materias de negociación colectiva, en temas como la jornada pasiva, donde se contempla un pago máximo de una hora diaria, valor que deberán negociar las partes asegurando un piso no inferior al de las horas extraordinarias”.

Esta propuesta en específico hizo que la estatal se planteara cuatro escenarios de costos dependiendo de la cantidad de trabajadores que pudiesen verse beneficiados.

Si además de los 14.000 trabajadores actuales se incluye al total de contratistas de operación e inversión divisional, cerca de 39.000 trabajadores se verían involucrados en estos pagos, lo que elevaría el costo a USD 94 millones.

El tercer escenario arroja mayores costos por USD 116 millones si los beneficiario contempla la total de contratistas y se agregase los trabajadores de los proyectos estructurales, cuyo universo es de 48.000.

Finalmente, si se considera el total de trabajadores propios y los contratistas, esta suma alcanzaría los USD 253 millones.

Portal Minero