Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

Poco antes el presidente de Perú descartó que el Gobierno fuera a suspender el proyecto de manera unilateral porque el mismo aún no está en marcha y, además, su país se arriesgaría a demandas internacionales

Lunes 18 de Mayo de 2015.- La minera Southern Copper, filial del Grupo México, anunció una "pausa" de 60 días en la ejecución del proyecto minero Tía María,  que ha generado protestas en la provincia de Islay, en el sur de Perú.

Los pobladores de la provincia de Islay, en la región Arequipa, protestan desde hace 55 días contra el proyecto Tía María, ya que consideran que contaminará con polvo ácido sus campos de cultivo y el agua del río Tambo, a pesar de que la empresa ha aclarado que usará agua de mar desalinizada en sus operaciones.  Las protestas han dejado 3 muertos y másde 200 heridos.

"Southern Perú propone una pausa, un intervalo que beneficie a la población, un paréntesis que permita a todos presentar sus inquietudes y temores, identificar las soluciones, convenir el camino y definir las responsabilidades que cada uno debe asumir en un plazo razonable", señaló un pronunciamiento del presidente de la empresa en Perú, Óscar González Rocha.

Poco antes el presidente de Perú, Ollanta Humala, descartó que el Gobierno fuera a suspender el proyecto de manera unilateral porque el mismo aún no está en marcha y, además, su país se arriesgaría a demandas internacionales.

Southern Copper contempla invertir unos USD 1.400 millones para la construcción de Tía María, que al iniciar operaciones tendrá una producción estimada de 120.000 toneladas métricas anuales de cátodos de cobre.

Southern Copper

"Hemos escuchado al Gobierno Nacional a través del presidente de la República y en el espíritu de recobrar el clima de convivencia pacífica que el país requiere, le solicitamos el tiempo y las facilidades necesarias para poder socializar el proyecto y despejar todas las dudas existentes en los próximos 60 días", indicó González.

El directivo se dirigió a los pobladores del valle del Tambo, el centro de las protestas contra el proyecto minero, y a todos los peruanos para decirles que "una empresa que busca el desarrollo y es socialmente responsable, no puede ser indiferente a una realidad que afecta directamente a la zona donde se ubica uno de sus proyectos."

"Me refiero a los lamentables hechos de violencia que vienen afectando a la población del Valle del Tambo y que ahora se han trasladado a la ciudad de Arequipa", señaló antes de remarcar que "ningún interés político, ni empresarial, puede estar por encima de la vida y la paz".

"Nuestra empresa está dispuesta a hacer todo lo necesario en pro de la gobernabilidad y participar en un diálogo constructivo cuyo resultado, sea positivo para todos, y muy en especial para la región Arequipa", concluyó.

Portal Minero