Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

A través de un comunicado, la compañía reiteró su “total respeto” a la legislación e instituciones peruanas, así como su “confianza” en las autoridades de ese país y en que prevalecerá el Estado de derecho.

Martes 19 de Mayo de 2015.- El Grupo México, dueño de la empresa Southern, expresó su confianza en que las autoridades peruanas harán respetar el estado de derecho, para sacar adelante el proyecto minero Tía María, ubicado en la región de Arequipa y que ha originado el rechazo de un sector de la comunidad, quienes han manifestado su oposición a la iniciativa mediante protestas que han terminado con serios actos de violencia. 

A través de un comunicado, la compañía reiteró su “total respeto” a la legislación e instituciones peruanas, así como su “confianza” en las autoridades de ese país y en que prevalecerá el Estado de derecho y la seguridad jurídica, consigna Agencia Andina.

El pasado viernes la empresa Southern informó que el proyecto minero entraba en una pausa de 60 días para calmar las protestas en Arequipa y retomar el diálogo con los opositores al proyecto minero.

El comunicado señala que en los años operando en el Perú la firma "ha invertido responsablemente y trabajado de la mano de la comunidad peruana", la cual, en todo momento se ha comportado "con la más estricta ética y con absoluto apego a la ley y respeto a las instituciones”.

Además asegura haber tramitado y obtenidos todas las autorizaciones requeridas por la legislación peruana y mantenido un diálogo con las comunidades ubicadas en la zona de influencia del proyecto, para asegurarles que no se afectará la agricultura.

“La empresa modificó su Estudio de Impacto Ambiental (EIA) a fin de utilizar únicamente agua de mar, transportándola por más de 25 kilómetros de distancia y a una altitud de mil metros sobre el nivel del mar construyendo una planta desalinizadora con una inversión de USD 95 millones adicionales para su uso en el proceso productivo”, afirma el documento.

De esta forma, agrega, la empresa garantiza que el agua de pozos y presas del Valle del Tambo será utilizada exclusivamente para la agricultura y consumo humano.

Por esa razón, el Grupo México no se explica cuáles pudieran ser los intereses de los activistas que se oponen al proyecto y que han logrado retrasarlo “a través de bloqueos ilegales y manifestaciones violentas”.

Portal Minero