Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

El ex viceministro de Gestión Ambiental de Perú José de Echave, afirmó que no todas las observaciones han sido levantadas y aún “falta aclarar muchos puntos que generan dudas”

Miércoles 27 de Mayo de 2015.- El ex viceministro de Gestión Ambiental de Perú José de Echave, afirmó que no es cierto que todas las observaciones del estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto minero Tía María hayan sido levantadas como afirma el ministro del Ambiente de ese país, Manuel Pulgar-Vidal, quien descartó que se realice una nueva revisión del documento.

“No todas las observaciones han sido levantadas y aún falta aclarar muchos puntos que generan dudas y rechazo de la población pues hay un debate sobre el tema hidrogeológico y hay dudas de cómo funcionará la planta para procesar el agua de mar, qué se hará con los relaves y cómo estos se hará un real control de la contaminación del agro por el polvo mineral”, afirmó Echave en entrevista con Diario Uno.

A juicio del ex viceministro de Gestión Ambiental, en el estudio no queda claro cómo se evitará la contaminación no solo de las aguas superficiales sino de las aguas subterráneas en el valle del Tambo. “En teoría las observaciones están levantadas, pero entonces ¿por qué existe el miedo de una nueva revisión independiente?”, agregó.

Según Echave una forma de solucionar el conflicto que ha generado la iniciativa minera en la provincia de Islay es mediante una nueva revisión y evaluación del estudio de impacto ambiental de Tía María por un organismo internacional

“En el Perú los estudios de impacto ambiental no gozan de la mayor credibilidad pues son evaluados con precariedad por parte del Estado y por lo tanto la población no confía en ellos. Una evaluación externa e independiente podría ayudar a resolver el conflicto y retomar la confianza de los arequipeños”, aseveró.

Por su parte, el ex ministro del Ambiente Ricardo Giesecke aseguró que las declaraciones del ministro Pulgar-Vidal, quien descartó la revisión del segundo estudio de impacto ambiental, no contribuyen a resolver el conflicto ni lograr la paz en Islay.

“Si el ministro descarta que se revise el estudio de impacto ambiental entonces nos da un mal mensaje de que descarta una manera lógica y fácil para conseguir la paz y la tranquilidad de los pobladores de Islay. El ministro toma una posición que parece legal y correcta, pero que es inadecuada para resolver conflictos”, subrayó.

Portal Minero