Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Brasil

14 de Febrero de 2012.- La jefa de Estado de Brasil, Dilma Rousseff, y la nueva presidenta de la petrolera estatal Petrobras, María das Graças Silva Foster, prometieron hoy continuidad en la gestión de la compañía.

"Con Graça en la presidencia, Petrobras está en buenas manos, conozco la competencia y la seriedad con las que se dedica a esta empresa y todo lo que hace en su vida profesional", afirmó Rousseff en la ceremonia en la que Foster tomó posesión del cargo en sustitución de José Sergio Gabrielli.

La mandataria brasileña consideró que Foster "sabrá dar continuidad a las conquistas alcanzadas por Gabrielli, que estuvo en uno de los periodos mas fructíferos" de la historia de la petrolera, al ocupar el cargo desde 2005 hasta hoy.

Foster afirmó que su gestión "será de continuidad", puntualizó que el plan de negocios de la estatal tiene "metas claras y precisas" y garantizó que se siente preparada para asumir el "gran desafío" de dirigir a Petrobras, la mayor estatal brasileña.

La nueva presidenta detalló que la compañía va a proseguir con la exploración en aguas profundas del Atlántico, en la construcción de nuevas refinerías y en la expansión de los sectores petroquímico, de fertilizantes y de etanol, a la vez que pretende "fortalecer" sus relaciones con sus socios en América Latina y Asia.

Tanto Rousseff como Foster destacaron el hecho de que Petrobras va a ser la primera petrolera que va a tener como directora a una mujer.

La jefa de Estado hizo hincapié en el papel de Petrobras en la soberanía energética de Brasil, sobre todo gracias a la "reserva estratégica" del presal, unos yacimientos en aguas profundas del Atlántico que podrían situar al país suramericano entre los mayores productores de crudo del mundo.

"Petrobras es poderosa a escala mundial y felizmente sobrevivió a todos los vientos de privatización y tiene un papel fundamental en nuestro modelo de crecimiento", sostuvo Rousseff.

La presidenta brasileña repasó algunos logros recientes de Petrobras y destacó su "autonomía científica y tecnológica" para explorar nuevas fronteras de exploración en aguas profundas.

Foster, ingeniera química, entró en Petrobras en 1978 como becaria y escaló posiciones hasta llegar a ser directora de la división de Gas y Energía, puesto que ocupó desde 2007 hasta que fue nombrada presidenta de la compañía.

En su discurso de despedida Gabrielli repasó hoy sus siete años de gestión y aseguró que sale de la estatal "con sensación del deber cumplido" (EFE).

Portal Minero