Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Panamá

Las obras de Barro Blanco pudieron ser reanudadas, luego de haber sido suspendidas en febrero de 2015.

hidroelectrica-blanco-panama-barro-genisa

Viernes 17 de Julio de 2015.- El ministro de Gobierno de Panamá Milton Henríquez, aseguró que se ha avanzado en las conversaciones con grupos indígenas que se oponen al proyecto hidroeléctrico Barro Blanco.

Gracias a esto se pudieron reanudar las obras que estaban suspendidas desde febrero de este año en el noroeste del país. Los trabajos habían sido suspendidos por el Ministerio de Ambiente, por el incumplimiento en el Estudio de Impacto Ambiental como se indica en América Economía.

La iniciativa que se desarrolla en el sector rural de Tolé, provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, genera el rechazo por parte de grupos indígenas porque creen que es perjudicial para sus comunidades.

Desde la empresa a cargo del proyecto,  Generadora del Istmo S.A. (Genisa), han asegurado que si bien ya están en la etapa final, han sido perjudicados al no poder avanzar en aspectos técnicos-estructurales y financieros, considerando que la inversión realizada hasta ahora asciende a los USD 120 millones.

La no finalización del embalse que contempla esta iniciativa, afectaría además a las familias indígenas gnöbe buglé, debido a que se corre el riesgo de derrumbes en la estructura y de inundaciones, como explicó el ministro. Pese a esto, la autoridad indicó que no se cerrarán las compuertas respectivas hasta que no haya un acuerdo con las comunidades.

De todas formas, el Gobierno tiene la esperanza de lograr un acuerdo mientras se desarrollan los trabajos para terminar con la obra y explicó que el Estado puede considerar adquirir la estructura para que otros empresarios puedan comprarla.

Portal Minero