Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

El estudio detalla que 4.281 pasivos de alto riesgo provienen de la actividad minera, mientras que otros 72 son generados por el sector hidrocarburos.

mineria-ambientales-pasivos-hidrocarburos

Lunes 20 de Julio de 2015.- Un total de 4.353 pasivos ambientales de alto riesgo producto de actividades mineras o de hidrocarburos se identificaron en Perú, según los datos del último Informe Defensorial denominado “¡Un llamado a la remediación! Avances y pendientes en la gestión estatal frente a los pasivos ambientales mineros e hidrocarburíferos”, presentado por la Defensoría del Pueblo.

El estudio detalla que 4.281 pasivos de alto riesgo provienen de la actividad minera, mientras que otros 72 son generados por el sector hidrocarburos, consigna Diario El Comercio.

Sin embargo, la publicación precisa que el número total de pasivos ambientales en el sector minero es de 8.616 en las 21 regiones de Perú.  En tanto, en el sector hidrocarburos se registraron 156, aunque en el 2002 Perúpetro informó que había más de 6 mil pozos mal abandonados.

El informe señala además que en el sector minero, 7.531 casos carecen de responsables y estudios ambientales, mientras que en el sector hidrocarburos no se ha identificado responsabilidad alguna.

En febrero de este año el Ministerio de Energía y Minas de Perú (MEM) dispuso que excepcionalmente y en función de la debida tutela del interés público el Estado debería asumir la remediación de los pasivos ambientales mineros en las regiones de Áncash, Lima, Puno y Cajamarca.

El defensor de Pueblo encargado Eduardo Vega Luna, afirmó que existen 61 pasivos ambientales mineros cuyos responsables mantienen la titularidad de la concesión en donde estos fueron generados. “Los responsables que no remedian los daños que generaron no deben mantener concesiones vigentes, ni mucho menos tener nuevas concesiones”, sostuvo el defensor del Pueblo.

Según la Defensoría, la Dirección General de Minería del Ministerio de Energía y Minas de Perú, al cierre del informe no había aprobado la lista de impedidos de efectuar petitorios mineros o explorar alguna unidad minera como concesionario.

En el sector hidrocarburos, la investigación detectó un retraso de más de cinco años en el inicio de las acciones destinadas a la remediación. Producto de ello, no se ha identificado a responsables ni se ha remediado pasivos ambientales en este sector.

Un inventario realizado por el MEM en año pasado señaló que Áncash es la región del país con mayor cantidad de pasivos ambientales, la mayoría de ellos situados en zonas donde se ubicaron unidades mineras.

En Minería los pasivos ambientales son instalaciones, efluentes, emisiones, restos o depósitos de residuos producidos por operaciones mineras abandonadas e inactivas en la actualidad y que constituyen un riesgo permanente y potencial para la salud de la población, el ecosistema y la propiedad.

Por su parte, en hidrocarburos se considera pasivos ambientales a los pozos e instalaciones mal abandonados, los suelos contaminados, efluentes, emisiones, restos o depósitos de residuos ubicados en cualquier lugar del territorio nacional -incluyendo el zócalo marino-, producidos como consecuencia de operaciones en dicho subsector, realizadas por parte de empresas que han cesado sus actividades en el área donde se produjeron los impactos.

Foto: MEM Perú

Portal Minero