Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Según un informe de Cochilco, las empresas que operan en Chile produjeron a un costo C3 promedio de USD 2,23 por libra en 2014, cifra que es apenas diecisiete centavos menor al cierre de ayer.

Jueves 30 de Julio de 2015.- A comienzos de año, tanto los privados como el Gobierno anticiparon un 2015 con un precio del cobre más bajo que el del año pasado. Los pronósticos llevaron a las empresas a replegarse y a enfocarse en la contención de costos, olvidándose por un rato de los proyectos, aunque por ese entonces el peor escenario que se anticipaba era una cotización levemente por debajo de los USD 3 por libra.

Pero con el correr de los meses, el descenso en la cotización internacional del metal resultó siendo mucho más profundo que lo que se anticipaba. Así, las mineras que ya estaban embarcadas en planes de reducción de costos han tomado medidas todavía más drásticas y que no estaba programadas, como recortes de personal -recientemente hubo un anuncio de Anglo American en esa línea- y reducciones marginales de producción.

El martes, la propia Codelco reconoció que hoy Salvador le genera pérdidas pues su costo de caja (C1), de USD 2,46 por libra, está por sobre el precio de cierre del metal del día de ayer, que fue de USD 2,4. Pero Salvador no está sola. De acuerdo con los propios reportes de las empresas mineras, operaciones como Mantos Blancos (Anglo American), que promedió el año pasado un costo C1 de USD 2,79 o El Soldado, que llegó a USD 2,42, están en una situación similar.

Otras han logrado hacer ajustes en sus costos, pero siguen en riesgo. Es el caso de Michilla, de Antofagasta Minerals, que el año pasado produjo a un promedio de costo C1 de USD 2,38 por libra, luego de bajar en casi USD1 por libra este indicador desde 2013.
El costo C1 es un indicador clave para la industria minera, y equivale sólo a los costos fijos como mano de obra, energía o insumos y no incluye depreciaciones, costos financieros o de casa matriz. Tampoco el costo de capital.

De acuerdo con un reciente informe de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), denominado Competitividad de la Minería Chilena del Cobre, el costo promedio C3 -que sí incorpora depreciaciones, amortizaciones y costos financieros y descuenta el efecto de la venta de subproductos-  fue de USD 2,23. Es decir, apenas 17 centavos de dólar por debajo del precio del cobre de ayer en los mercados internacionales.

En términos comparativos, Chile se ubica por debajo de otros países productores como Zambia, Canadá o Australia, pero por sobre Perú, México, China o Rusia, países que no tienen minas de la escala o de la calidad de las nacionales.

Ranking global

“El cash-cost de Chile se mantiene en una posición intermedia ocupando el sexto lugar en 2014 con 1,5 dólares por libra. Cabe destacar que en 2014 el país escaló del octavo al sexto lugar en el ranking de la muestra al bajar levemente sus costos (-2%), y dado un incremento en China (2%) y la RD Congo (6%)” explica el estudio de la Comisión Chilena del Cobre.

Pero en Chile los costos han crecido más que en varios de sus competidores, lo que es motivo de preocupación. “El análisis histórico del C1 por país de la última década revela un aumento generalizado en los costos operacionales a nivel mundial, siendo Estados Unidos y Perú los con mayores tasas de crecimiento. En tanto, en Chile el aumento ha sido mayor que en la mayoría de los países comparados y sin lugar a duda, estas mayores tasas de crecimiento del C1 han tenido un impacto negativo sobre la competitividad de Chile frente a los demás países de la muestra”, añade Cochilco.

Con estos elementos sobre la mesa, ¿podría esta coyuntura de precios llevar a las mineras a estudiar el cierre de algunas faenas o la suspensión de actividades? Según el académico de la Universidad Católica, Gustavo Lagos, eso no se vislumbra por ahora.
“Yo creo que no hay ninguna minera de las grandes que esté pensando en eso, porque el precio está en USD 2,4 ahora, pero la baja es de hace algunos días y hay que ver en cuánto se estabilice. Lo que sí, hay preocupación porque hay algunas mineras que generan pérdidas, principalmente aquellas conocidas por sus costos más elevados”, sostiene Lagos.

Pérdida de competitividad

En el análisis de la situación de costos, el tema laboral aparece como un factor muy relevante y en este ítem, según Cochilco, Chile presenta resultados mixtos.

“Si bien Chile tiene un costo laboral superior al de la mayoría de los países de la muestra, este se compensa por una mayor eficiencia en términos de producción. Así lo demuestra el indicador de la eficiencia laboral productiva, que busca medir la eficiencia laboral en forma más objetiva y es formado por la fracción de horas trabajadas en minería por país dividido por la producción nacional de cobre”, plantea la agencia estatal.

¿Qué pasa con Codelco?

En 2014 la estatal promedió un costo C1 de US$1,50 por libra, cifra que aún le da cierto margen de rentabilidad. Pero el C3, que incluye el costo de capital, promedió US$2,13 en 2014, lo que estrecha la situación de la principal empresa pública del país.

Eso sí, al primer trimestre de este año este indicador había caído a US$1,916 por libra, debido al “apretón” liderado por su CEO, Nelson Pizarro, y a la apreciación del dólar frente al peso, que también es clave para las mineras pues la mayoría de sus costos fijos están en moneda local.

En la estatal conviven minas de bajo costo, como El Teniente o RT, y otras más caras como Chuquicamata y principalmente Salvador. En el caso de esta última, que representa cerca del 3% de la producción anual de la estatal, incluso se ha pensado -y así lo reconocieron el martes sus ejecutivos- en analizar la factibilidad de cerrar esa división, aunque por ahora no se está trabajando en esa dirección.

Pulso

Portal Minero