Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La minera precisó que estas escombreras son comunes en las operaciones mineras y en otros tipos de construcciones, como los túneles, en todas partes del mundo.

glencore-pelambres-pachon

Jueves 30 de Julio de 2015.- Minera Los Pelambres informó este jueves que propondrá el Cierre Ambiental definitivo e integral de Cerro Amarillo, un depósito de rocas cuya construcción fue aprobada por las autoridades chilenas en 2004. Sin embargo, luego de una señalización del límite realizada en 2012 en esa zona de la cordillera, solicitada por la provincia argentina de San Juan, se constató que parte de esta escombrera está ubicada en territorio perteneciente a la empresa suiza Glencore, del lado trasandino.

A raíz de lo anterior, la transnacional Glencore, dueña de los terrenos en el lado argentino, presentó distintas acciones judiciales en San Juan contra Los Pelambres, pidiendo compensaciones y el retiro de las rocas, entre otras acciones. “La remoción de las rocas no es la mejor alternativa desde el punto de vista del cuidado del medio ambiente y tampoco corresponde a las mejores prácticas de la minería moderna”, expresó Francisco Veloso, presidente del directorio de Minera Los Pelambres.

La compañía precisó que estas escombreras son comunes en las operaciones mineras y en otros tipos de construcciones, como los túneles, en todas partes del mundo. “Si la motivación real es evitar riesgos para el medio ambiente, lo que debemos hacer es un Cierre Ambiental integral y definitivo”, dice Veloso.

A juicio de Los Pelambres, retirar la escombrera Cerro Amarillo causaría mayores impactos ambientales, porque implica la operación, durante varios años, de camiones, palas y otros equipos mineros, generando emisiones de polvo, gases de efecto invernadero y otros daños a la flora y fauna que vive en el lugar.

Sin embargo aseguró que está dispuesta a aplicar, apenas cuente con los permisos, un Plan de Cierre Ambiental acordado con las autoridades de San Juan. Hasta el momento, como prueban estudios realizados por organismos técnicos independientes, Cerro Amarillo no ha provocado daños ambientales a la zona.

En este sentido, más allá de la oposición de Glencore, Minera Los Pelambres insistirá en solicitar los permisos necesarios para realizar un cierre ambiental integral, definitivo y binacional, asegurando en forma permanente el control de cualquier potencial riesgo.

Sobre el conflicto con Glencore

Minera Los Pelambres comenzó a operar en 1999. Organismos técnicos y ambientales chilenos autorizaron su construcción y operación y, en este contexto, de la escombrera Cerro Amarillo, en el entendimiento que estaban actuando en Chile. Estas autorizaciones fueron otorgadas luego de estudios ambientales y sectoriales.

La escombrera Cerro Amarillo no es un depósito de basura; contiene roca inerte que ha sido removida para poder acceder al mineral. Tiene un plan de Cierre Ambiental aprobado por los organismos técnicos mineros chilenos, ya que las escombreras y sus planes de cierre son parte normal de las actividades mineras.

Por esta razón, desde un primer momento Minera Los Pelambres ha planteado que la solución técnica a esta situación es el Cierre Ambiental, que es lo que se hace en la industria minera moderna. Habiéndose aclarado en 2012 que Cerro Amarillo está a ambos lados de la frontera, para realizar su cierre integral se requiere la colaboración de Glencore y el entendimiento de ambos países, ya que implica el tránsito de equipos y trabajadores de uno a otro lado de la frontera.

Portal Minero