Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

Los empresarios mineros buscan una declaración de inconstitucionalidad de la ley que prohíbe el uso de ciertos químicos en la actividad. El ministro de Energía indicó que "habría que ver si todavía están los inversores" y señaló que hay que "cuidar" a quienes inviertan en Mendoza.

Viernes 04 de Septiembre de 2015.- El 1 de septiembre, la Corte ratificó el "no" a la audiencia pública por la ley que prohíbe el uso de ciertos químicos en la actividad minera, lo que generó ciertas expectativas en los empresarios del rubro para reflotar proyectos que, aseguran, están paralizados por la normativa. ¿Si la ley dejara de regir, qué se esperaría para Mendoza?

El presidente de la Cámara de Servicios Mineros, Carlos Ferrer, consideró que "la 7722 es una ley que traba a la minería de manera absoluta y sólo deja a las canteras. Si fuera declarada inconstitucional por la Justicia en forma inmediata se podría avanzar en el proyecto San Jorge que se podría hacer completamente en la provincia sin intervención de San Juan".

Otros de los proyectos que el empresario destacó fueron Hierro Indio, Cerro Amarillo (ambos en Malargüe), Paramillos (Uspallata), Sierra Pintada (San Rafael) y "no solo el tema del uranio, sino toda la minería metalí. Según Ferrer, quien desertó de su precandidatura a gobernador después del escándalo generado por una denuncia pública de su hija, la exploración sería inmediata. Como en 2004 y 2005 eran cerca de 25 las empresas interesadas en la actividad, el empresario consideró que esta repuntaría rápidamente y "generaría un shock de confianza para el resto de las inversiones en la provincia y no sólo en minería".

"Hay gente que opina en contra porque no tiene la información suficiente. Hoy con la tecnología que hay que exigirles a las empresas mineras una sustentabilidad real y se les puede exigir que utilicen la maquinaria adecuada para reutilizar y eficientizar el uso del agua, porque tienen el dinero para hacerlo", agregó.

"Se puede implementar un control ciudadano, ha llegado el momento de abrirle las puertas a la industria para que ella demuestre lo que reclama y lo que dice y dejar los tips especulativos", consideró el minero.

"El gobierno electo ha tomado una actitud atinada porque no  están gobernando y no saben cómo van a recibir el hierro caliente, entonces han decidido no opinar por sectores. Pero por otro lado, es un hecho que Cornejo está esperando que se sanee el tema judicialmente y así no tendría que asumir ningún costo político", finalizó Ferrer.
Dependería de los inversores

Por su parte, el ministro de Energía, Marcos Zandomeni, indicó que los proyectos que podrían reflotarse dependen más de los actores de los mismos que del gobierno, e indicó que hoy la minería al igual que el resto de los commodities han sufrido bajas en el mundo y puso como ejemplo la caída del 35% en el precio del hierro.

Zandomeni comentó que igualmente todos los proyectos deben cumplir con los pasos previos a su aprobación como son los informes de impacto ambiental. "Ningún proyecto hoy en día está encarado con el uso de sustancias", agregó el funcionario.

Además, el ministro señaló la necesidad que tiene la provincia de "cuidar a sus inversores": "Hoy el mercado de los metales al igual que el del petróleo y todos los commodities está en baja, por eso hay que cuidar a todos los inversores para que sigan invirtiendo acá y hay que ver que pasa con los sindicatos para mantener el empleo".

Consultado por Hierro Indio y Cerro Amarillo, dos proyectos ubicados en el Departamento de Malargüe, que el ministro había destacado como dos posibles fuentes de trabajo y de crecimiento para Mendoza, el ministro señaló que hoy no se sabe si continúan interesados los actores, y recordó que se paralizó la exploración de ambos, por lo tanto no se sabe que impacto podrían tener en caso de explotarse. "Cada cien proyectos que uno explora dos terminan en explotación", finalizó el ministro.

MDZ

Portal Minero