Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

El conflicto que mantienen ambas compañías se debe a la instalación de un botadero de estériles en la provincia de San Juan, específicamente en dependencias que corresponden al proyecto El Pachón.

antofagasta-glencore-minerals-pelambres-pachon

Miércoles 09 de Septiembre de 2015.- La minera argentina Pachón, controlada por la suiza Glencore, acusó a la minera Los Pelambres- del grupo Antofagasta Minerals- de dilatar el cumplimiento de una medida judicial que le obliga a remediar residuos arrojados en territorio argentino. En el marco del conflicto que mantienen ambas compañías por la instalación de un botadero de estériles en la provincia argentina de San Juan, específicamente en dependencias que corresponden al proyecto El Pachón.

Según la empresa argentina, la presentación judicial realizada por Los Pelambres en respuesta a la medida cautelar "consiste solo en un nuevo intento de dilatar el cumplimiento de la orden judicial decretada en marzo", dijo mediante un comunicado.

Pachón acusó a Pelambres de "pretender cerrar definitivamente la escombrera" sin retirar los residuos dejados en un área propiedad de la mina argentina.

El conflicto surgió porque Glencore sostiene que Los Pelambres depositó 50 millones de toneladas de roca estéril en una zona que se interna en 1,35 kilómetros en Argentina, en terrenos que contempla al proyecto Pachón. En mayo de 2014 la minera argentina demandó a Los Pelambres por este caso.

En marzo de este año la Justicia Federal de Argentina ordenó a la minera chilena hacerse cargo y controlar los escombros generados por la explotación del yacimiento y que fueron depositados en San Juan. Se le dio un plazo de 30 días para presentar un plan para el control ambiental de los residuos.

"Habiendo transcurrido ya casi seis meses de haber recibido una orden judicial para ejecutar trabajos para la protección del medio ambiente, Pelambres continúa sin iniciar los mismos, en un claro intento de privilegiar sus costos por sobre el cuidado ambiental", señaló Pachón.

Según la empresa controlada por Glencore, la pretensión de Pelambres "no solo viola el derecho de propiedad de Pachón sino también la Constitución argentina, que prohíbe la entrada y permanencia de este tipo de residuos a su territorio".

La minera argentina aseguró que la presentación hecha por Pelambres no especifica un cronograma de trabajo "serio y completo" e insiste en condicionar la ejecución de los trabajos a permisos de Argentina y Chile.

Según Pachón, los trabajos para retirar los residuos se pueden realizar desde Argentina y con contratistas y mano de obra local. Para ello, la firma argentina asegura que pone a disposición los caminos y la infraestructura de su mina para la ejecución de las maniobras de remoción de los escombros y los neumáticos.

Pachón insistió en que Pelambres debe comenzar a dar cumplimiento a sus obligaciones en forma "urgente" y pidió a la Justicia que fije un cronograma "claro y concreto" para que la minera chilena presente toda la información que el Ministerio de Minería de San Juan considere necesaria a fin de emitir la autorización para la ejecución de los trabajos.

A fines de agosto Los Pelambres presentó su plan de trabajo para solucionar el tema que se judicializó. Según informó en esa oportunidad la justicia argentina, el escrito incluía un cronograma de tareas.

Lo anterior había quedado estipulado en la Audiencia de Conciliación que se llevó a cabo en el marco de este juicio. Sin embargo el pasado 10 de agosto esa instancia culminó sin resultados positivos, la principal diferencia fue que la minera suiza solicitó visar el plan que presentó AMSA, lo que no fue aceptado por la minera nacional.

Portal Minero