Versions Compared

Key

  • This line was added.
  • This line was removed.
  • Formatting was changed.

...

Miércoles 23 de Septiembre de 2015.- La compañía SQM anunció que decidió detener las faenas mineras de Pedro de Valdivia, ubicada en región de Antofagasta, en los próximos dos meses dejará de operar la mina y las plantas de procesamiento de nitratos, manteniendo parcialmente operativas las plantas de yoduro y yodo, esto con el objetivo de reducir los costos.

Esta faena en la que trabajan 713 personas está orientada principalmente a la producción de nitratos, con niveles de producción de yodo de aproximadamente 2,8 millones de toneladas al año.

La firma tomó esta decisión considerando la alta capacidad de producción de la planta de Nueva Victoria y los "importantes" inventarios de yodo de la compañía.

SQM detalló que va continuar parcialmente con la operación de las plantas de yodo, el manejo de soluciones y otras instalaciones en Pedro de Valdivia. “Lo anterior permitirá niveles de producción por aproximadamente un tercio de las producciones actuales de yodo y nitratos de esa faena productiva”, dijo a través de un comunicado.

El gerente general de la minera, Patricio de Solminihac comentó que “no cabe duda que la operación minera de Pedro de Valdivia ha sido muy importante en el desarrollo de SQM. Los avances en los procesos y tecnología desarrollados por la compañía en los últimos años permiten reemplazar el nitrato de Pedro de Valdivia con sales de nitratos proveniente de las faenas de Nueva Victoria. El cierre de la operación minera y parte de las plantas productivas de Pedro de Valdivia es una decisión inevitable al considerar la realidad productiva actual de la compañía”.

Considerando las faenas de Nueva Victoria y la operación que se mantiene en Pedro de Valdivia, SQM va a contar en el corto plazo con una capacidad efectiva de producción de yodo de aproximadamente 10,0 miles de toneladas al año.

Futuro de los trabajadores

Respecto a los 713 trabajadores que emplea la operación, SQM aseguró que ha diseñado un conjunto de medidas. Una de ellas es que está abierto un proceso de reubicación de unos 500 puestos en otras faenas como Nueva Victoria y Coya Sur.

Mientras que a los que dejen la empresa se les ofrecerán planes de salida con condiciones “muy superiores a lo legal”, entre otras compensaciones.

Según se informó, el costo asociado a las indemnizaciones será de unos USD 25 millones, de los que a junio se tenían provisionados USD 8,8 millones. La diferencia entre ambos montos será reconocido como un gasto adicional antes de impuestos.

La vicepresidenta de personas y sustentabilidad de la firma, Pauline de Vidts, explicó a Pulso que el foco estará puesto en ayudar a la reinserción laboral de los trabajadores y aseguró que no habrá efecto en otras faenas ya que no se trata de una reducción de producción sino que de una reorganización que tiene que ver con la antigüedad de la mina y con una flexibilidad que Pedro de Valdivia, tras 84 años operando ininterrumpidamente, no puede dar.

“Parte importante de toda esta evaluación que hicimos antes tiene que ver con desarrollar de la mejor forma posible planes de apoyo para los trabajadores. Esa ha sido nuestra preocupación central respecto de implementar esta detención. Hay 713 trabajadores involucrados y por lo tanto no es una cifra menor. Hemos trabajado por meses, más de un año incluso, en tratar de ir desarrollando planes de apoyo y mitigación que ayuden a paliar el efecto. Hemos generado una batería de alternativas en las distintas faenas que tenemos, que es una ventaja de la empresa porque no opera en sólo un lugar, de manera de dar prioridad a las personas que tendrían que salir”, dijo al matutino.

Al ser consultada sobre si lo mismo podría ocurrir en otras faenas, la ejecutiva señaló que “esta decisión tiene que ver con una estrategia productiva para el yodo y los nitratos y la decisión afecta a Pedro de Valdivia porque tiene que ver con que en esas líneas de negocio se ve que es necesario irnos por otra política productiva”.

“Todas las otras faenas, como Nueva Victoria, serán potenciadas, porque por ejemplo en esa faena hay un gran potencial de crecimiento. Además hay ampliaciones programadas y esto no afecta en nada esos planes. No hay, por tanto, una reducción del negocio. Por el contrario, lo hará más eficiente. No es una reestructuración que busque reducir costos de manera transversal.

Nosotros estamos trabajando muy firme en un plan de aumento de productividad que se basa en un sistema de reducir ineficiencias y que tiene que ver con formas de trabajo, no con reestructuración de personas”, precisó.

...