Versions Compared

Key

  • This line was added.
  • This line was removed.
  • Formatting was changed.

Bolivia

El ex ministro de Minería de Bolivia, Jorge Espinoza, planteó medidas en el ámbito tributario, regalías, seguridad jurídica y exploración, para evitar el colapso de la minería.

Viernes 04 de Diciembre de 2015.- El ex ministro de Minería de Bolivia, Jorge Espinoza, propuso una serie de medidas para enfrentar el complicado escenario que se ha generado por la caída en el precio de los minerales en el mercado internacional.

Espinoza planteó cinco acciones para encarar la crisis de la minería: Garantizar la seguridad jurídica, haciendo cumplir lo que establecen la Ley de Minería 535, que en su Art.99 señala: “El Estado Plurinacional garantiza la seguridad jurídica de los emprendimientos e inversiones mineras” y la Ley 367, que castiga el avasallamiento de áreas mineras, consigna El Diario de Bolivia.

Asimismo propuso establecer un sistema tributario competitivo y estable; incentivar la exploración permitiendo la doble deducción de los gastos de exploración del Impuesto a la Utilidad de las Empresas (IUE).

Aseguró que se debería obligar a las empresas mineras medianas y grandes a reinvertir el 20% de sus utilidades en la exploración de áreas diferentes a las de sus labores de explotación; Para nuevas operaciones que significarán fuertes inversiones, el pago de la RM (regalías mineras) podría ser menor a la establecida hasta recuperar la inversión, agrega la publicación.

Espinoza agregó que para evitar el cierre de minas en actual explotación, pueden tomarse en cuenta el establecimiento de precios adecuados de minerales para la acreditación de la Regalía Minera (RM) y de la Alícuota Adicional al IUE.

Asimismo recomendó,  el establecimiento de precios por debajo de los cuales no se pague la RM, que es un tributo ciego que se paga aun teniendo pérdidas, ante la eventualidad que los precios continúen bajando, señala el matutino.

El Gobierno boliviano, redujo la inversión en minería para el 2016. Para la presente gestión destinó USD 281 millones, pero para el año entrante, la cifra bajará a USD 157 millones, es decir, menos USD 124 millones.

Al respecto, Espinoza señaló que el fin del superciclo de precios altos de metales, que duró casi una década, “nos encuentra en pañales”, debido a la falta de una política minera seria.

“Dejamos pasar la mejor época de toda la historia minera mundial y boliviana, tomando decisiones solo al calor de la coyuntura favorable, incrementando los tributos, no cumpliendo disposiciones legales y permitiendo la toma de operaciones mineras (inseguridad jurídica) y lo peor, descuidando totalmente la atracción de la inversión privada, la única que desde la nacionalización de las minas, hizo posible la puesta en marcha de nuevas minas importantes”, sostuvo.

“Las últimas inversiones, y como nunca ocurrió antes, fueron San Cristóbal (2007), San Bartolomé (Manquiri, 2008) y San Vicente (Pan American Silver, 2009), que incrementaron notablemente el valor de las exportaciones mineras”, señaló.

Portal Minero