Versions Compared

Key

  • This line was added.
  • This line was removed.
  • Formatting was changed.

...

Miércoles 24 de Diciembre de 2014.- En 2015 el caso Reko Diq, que enfrenta desde hace cuatro años a la sociedad TTC -conformada por la canadiense Barrick y el brazo minero del Grupo Luksic, Antofagasta Minerals-, podría al fin resolverse.

Ello no sólo porque para mediados del año que viene debería publicarse el fallo de la controversia por parte del Ciadi, sino que, además, porque las partes iniciaron un proceso de negociación confidencial.

Esto, de acuerdo con informaciones publicadas por la prensa paquistaní y que no fueron desmentidas por los ejecutivos de AMSA.

La disputa entre TTC y la provincia pakistaní de Baluchistán se inició en 2011, cuando la sociedad estaba desarrollando el proyecto de cobre y oro Reko Diq en alianza con el gobierno provincial, que se quedaría con el 30% de la iniciativa.

Ese año, y aunque el pacto ya estaba zanjado y la inversión ya alcanzaba los USD 500 millones, la autoridad local decidió romper el acuerdo en forma unilateral, dando pie a la presentación al tribunal.

Según conocedores del proceso, en los últimos alegatos el presidente del Ciadi instó a las partes a intentar resolver el asunto de mutuo acuerdo, lo que fue acogido por las compañías que han solicitado una indemnización tanto por los recursos desembolsados como por el costo que ha significado el no haber desarrollado la mina Reko Diq.

Se trata de la última de una serie de conversaciones que han llevado adelante las partes, aunque eventualmente ahora sí podría haber humo blanco. Fuentes plantean que el principal obstáculo para alcanzar un acuerdo es el nulo empoderamiento que tienen los representantes de ese país. Si bien el fallo está en proceso y se espera para marzo de 2015, las partes podrían pedir que se postergue la difusión del mismo en caso de que la negociación vaya bien encaminada.

Según publicó la prensa de ese país, el gobierno local ha conversado con otros grupos mineros que eventualmente se harían cargo del pago de la restitución a TTC a cambio de la autorización para explotar el yacimiento minero.

Ya a fines de 2010, Metallurgical Corporation of China (MCC) hizo una propuesta para levantar Reko Diq a TCC, ofreciendo la construcción de una refinería de cobre, una planta generadora y obras viales, lo que tentó a las autoridades locales que echaron pie atrás en los acuerdos con Barrick y la chilena.

En los alegatos realizados en octubre en París, las autoridades pakistaníes impugnaron la competencia del CIADI, señalando que el proceso debía ser visto por la justicia local pues fue allí en que se produjo la discrepancia.

Consultada Antofagasta Minerals, la respuesta fue escueta: “No tenemos comentarios al respecto”. 

Pulso

Portal Minero