Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Venezuela

Según el presidente del Banco Central de Venezuela, en un mes se podrían instalar nuevas empresas para explotar cobre y oro, Lo que se une a medidas de industrialización de minerales.

Martes 01 de Marzo de 2016.- Un impacto positivo en el PIB de Venezuela pretende dar la instalación en el país de un grupo de empresas mixtas con capital canadiense, estadounidense y alemán que buscan iniciar la extracción de oro, cobre, plata y coltán en el Arco Minero del Orinoco.

Las empresas podrían estar instaladas en un mes más como parte de los convenios suscritos por el Estado venezolano para la explotación de minerales.

La información fue dada a conocer por  el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, quien aseguró que con la minería va a darse un impacto positivo en el PIB y en el desarrollo de las finanzas. “Solo en la unión de Brisas de Cuyuní y parte de Las Cristinas debe haber en 20 o 25 años alrededor de 100.000 millones de dólares en oro y cobre”, publica el sitio en internet, América Economía.

Respecto a la instalación de una planta para refinar oro, estaría en proceso final la negociación con una empresa de Inglaterra para la construcción de una refinadora en Venezuela, lo que permitirá procesar el oro dentro del territorio nacional. La propuesta contaría con la aprobación en el  BCV, consigna el medio.

Según el presidente del Banco Central de Venezuela, para hacer viable el plan aurífero, el BCV se incorporará a las actividades reales de la economía. Un reflejo de esto es la reforma de la Ley del Banco Central que acepta al diamante o cualquier otra piedra preciosa como reservas internacionales, lo que resulta fundamental, porque “todo lo que genere divisas puede ser utilizado para cualquier contingencia”, señala. 

El BCV actualmente está trabajando en dos modelos: uno de negocio y financiamiento para la gran minería, y el otro para la pequeña minería, lo que  va a garantizar insumos a precios justos y una política social para ese sector.
En relación al modelo de negocios que aplicará Venezuela, Merentes sostiene que no será solo extractivo, sino que irá hacia la industrialización debido a que muchos minerales tienen aplicaciones en el área social y de salud.  “No caeremos en el espejismo de pensar que los minerales son las únicas actividades generadoras de divisas”, agrega.

En cuanto al trabajo por realizar, el ejecutivo destacó que se concentrarán en una primera etapa en la explotación de oro, cobre, plata y coltán. A la vez, destacó un plan diamantífero importante“ y resaltó que la extracción irá de la mano con la preservación del ambiente y dándole a los pequeños mineros la mejor tecnología.

Por otro lado, el papel del Banco Central de Venezuela garantizará a las empresas que los proyectos tengan rentabilidad a fin de que sean sostenibles a corto, mediano y largo plazo.

En relación al empleo y la seguridad en la zona, el presidente del BCV sostuvo que unas 60.000 personas podrían beneficiarse en lo inmediato luego de que reciban formación técnica en el área. Recientemente además, se firmó un decreto de Zona Económica Productiva y de defensa para darles marco conceptual, jurídico, social y económico a los proyectos.

Certificación de productos

Venezuela recibirá durante este 2016 la certificación Kimberley, que tiene como objetivo que los productos derivados del diamante sean reconocidos a nivel mundial.

Según publica América Economía, el presidente de la corporación minera, José Khan, informó que en marzo vendrá a Venezuela una misión de revisión para constatar el cumplimiento de los requisitos, aunque muchas reservas ya están certificadas.

Portal Minero