Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La compañía trabajará en alianza con la brasileña Alumini, quien aportará con los trabajos de construcción, dadas sus capacidades en ese país.

Jueves 10 de Marzo de 2016.- Con el objetivo de explorar nuevos nichos en mercados de la región, el grupo Sigdo Koppers (SK) decidió, a través de su filial de Ingeniería y Construcción, ICSK, ingresar al negocio de líneas de transmisión eléctrica en Brasil.
Según consigna Diario Financiero, filial del holding chileno sostuvo que  “a pesar del complejo contexto que ha estado enfrentando Brasil, el mercado de las líneas de transmisión se mantiene muy activo”, precisando que la estimación es que durante los próximos tres años el gigante sudamericano requerirá construir aproximadamente 3.000 kilómetros de tendidos eléctricos anuales.

Sigdo Koppers no abordaría este segmento de negocio en solitario, lo haría en alianza con la brasileña Alumini, firma a la que ICSK subcontrató para construir la línea que interconectará las principales redes eléctricas del país, los sistemas interconectados del Norte Grande (SING) y Central (SIC), una iniciativa que la firma se adjudicó en abril pasado y que según indicó el grupo, en su presentación de resultados al cierre de 2015, demandará una inversión de USD 320 millones y cuyas obras ya se están ejecutando. El proyecto es la obra más importante que esta filial haya realizado en su historia.

“Los buenos resultados de este trabajo, han dado pie a la búsqueda de otras oportunidades de negocios en Brasil dada la existencia de un importante pipeline de proyectos en líneas de transmisión”, dijo la división de ingeniería y construcción en su reporte.

El modelo considera que ICSK aporte el expertise en ingeniería, compras, administración y supervisión, mientras que Alumini realizará en Brasil los trabajos de construcción, dadas sus capacidades en ese país, comentaron.

El primer paso en Brasil

La empresa explicó que en primera instancia y con el objetivo de conocer mejor el mercado brasileño de instalación de líneas de transmisión, el consorcio ICSK/Alumini asumirá la construcción de parte de la línea del sistema de transmisión de 800 kV Xingu-Rio.

Este contrato, que principalmente contempla ingeniería y construcción, demandará unos USD 100 millones y la estimación de ICSK es iniciar los trabajos hacia fines de este año. “Si el resultado de este primer proyecto es positivo, se estima se podrían abordar proyectos de mayor envergadura en ese país”, puntualizó en la presentación.

El grupo SK informó que al cierre del ejercicio 2015, la unidad de ingeniería y construcción mantenía una cartera de obras por ejecutar o backlog de USD 513 millones, el cual debería concretarse “mayoritariamente” entre este año y fines de 2018.

Al comparar con lo reportado a septiembre, esta cifra es menor y responde a la acción combinada de obras ejecutadas en el período, nuevas adjudicaciones y la depreciación del peso frente al dólar.

Portal Minero