Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

De acuerdo a una minuta de la Dirección de Presupuestos, la merma “se debe a una menor proyección de ventas del metal”. Los ingresos previstos para 2018 por cobre bruto sólo significará un 0,5% del PIB.

Martes 24 de Octubre de 2017.- Mejoría del precio del cobre o no, lo cierto es que los ingresos que percibe el Fisco provenientes de Codelco no mostrarán un cambio significativo en términos estructurales el próximo año.

Así se desprende de una de las respuestas que envió la Dirección de Presupuestos (Dipres) a la Primera Subcomisión en el marco de la discusión del proyecto de ley para el erario del próximo año. El diputado Ernesto Silva (UDI), titular de este grupo, solicitó una minuta con la evolución específica de los ingresos estructurales y su descomposición.

El organismo envió una serie de cuadros con proyecciones de ingresos que demuestran que los ingresos por cobre bruto reducirán su participación en la torta de ingresos desde un 0,6% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017 a un 0,5% en 2018. Ello implica que se contabilizan para este año un total de aporte de Codelco (estructural) de $1.117.825 millones, los cuales se reducirán en un 10,7% en 2018 al considerar ingresos por $998.220 millones.

Se recuerda que por metodología del Balance Estructural (BE), los ingresos estructurales se construyen como la diferencia entre los ingresos efectivos estimados y el descuento por concepto del componente cíclico de la economía y del precio del cobre. Para el próximo año se espera un valor del metal rojo de USD 2,88, un poco más alto que el precio de tendencia de USD 2,77.

El Informe de Finanzas Públicas ahonda en este punto: “los ingresos estructurales del Cobre bruto (Codelco), que se ajustan en base al ciclo del precio del cobre, presentan una caída 10,7% real respecto de los ingresos estructurales proyectados para el 2017. Esto se debe a una menor proyección de ventas del metal, así como a la reversión de la brecha del precio del cobre, que tiende a disminuir el espacio fiscal de forma más que proporcional al incremento de los ingresos efectivos”.

A diferencia del cobre bruto, los ingresos estructurales por minería privada subirán desde los $923.030 millones contemplados para este año a $1.122.079 millones en 2018, equivalente a un 21,6%. Con ello la minería privada aumentará su participación de 0,5% a 0,6% del PIB.

En total, los ingresos estructurales del cobre (juntando ambos ítemes) se expandirá un 3,9%.

En cuanto a los ingresos efectivos por cobre tendrán un aumento sustancial de 49,7% impulsados por los privados quienes pasarán de aportar un estimado de $500.869 millones a $1.169.657 millones, una variación de 133,5%. El componente cíclico o que corresponde a un auge transitorio llega a $47.579 millones.

También en ingresos efectivos habrá un apoyo mayor del cobre bruto de $974.128 millones a $1.038.635 millones, un 6,6% más. El resultado también sería mayor en $40.415 millones respecto del componente estructural.

“El Resto de contribuyentes se ajustan por el ciclo de la actividad económica, que a la fecha presenta una brecha negativa respecto de su nivel de tendencia. Así, los ingresos estructurales serían los que obtendría el fisco si nos encontráramos en el nivel de tendencia del PIB (2,6%)”, indicó la Dipres.

De acuerdo a su información, estructuralmente para 2018 se esperarían ingreso por $34,5 billones, e ingresarían como efectivos $33,5 billones, con una brecha de $928.377 millones.

Base tributaria

Frente a ese mismo tema, los parlamentarios expresaron sus dudas porque el Gobierno prevé una recuperación de la base imponible, tras caer en 2017.

La Dipres explicó que si la base imponible crece según lo previsto (13,3%) representará un 16,7% del PIB efectivo en 2018, lo que resulta coherente con la participación promedio entre 2011-2017.

Pulso

Portal Minero