Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La compañía apunta a que la ampliación de su yacimiento de cobre a cielo abierto, tenga su primera producción de minerales durante el cuarto trimestre de 2021. La iniciativa que tiene una inversión de USD 2.460 millones se espera que revitalice a la región de Antofagasta, ya que contempla la empleabilidad de cerca de 5.000 personas.

proyecto-mineria-bhp-sgo

Miércoles 10 de Enero de 2018.- En el Hotel DoubleTree by Hilton de Santiago, la compañía minera de origen asutraliano BHP, entregó detalles de la ampliación que tendrá su magno proyecto minero hipógeno, Spence Growth Option (SGO).

Ubicado en el norte de Chile, el proyecto de extracción de cobre a rajo abierto, contempla la ampliación de su vida útil a cincuenta años, veinte más de los esperados en un principio de la iniciativa, donde la explotación y procesamiento de reservas de sulfuros primarios serán a través de flotación convencional para tener un total de aproximadamente 150 mil toneladas de cobre fino al año.

Así lo aseguró durante una presentación en el Instituto Canadiense de Minería, Metalurgia y Petróleo (CIM Los Andes), el director del proyecto, Pedro Pereira, quien además, confirmó la construcción de una planta concentradora de sulfuros de carcater convencional, que será de gran escala, tanto para el cobre como molibdeno, y que tendrá una capacidad nominal de 95.000 toneladas por día.

Según estimaciones hechas por la firma, la iniciativa revitalizará a la región de Antofagasta, ya que contempla la empleabilidad de cerca de 5.000 personas. De las cuales 4.100 sólo serían para la construcción del proyecto, 220 en operaciones.

En esa misma linea, desde BHP, se plantea que la extensión de su vida útil, podría producir anualmente alrededor de 835.000 toneladas de concentrado de cobre y 7.500 toneladas de concentrado de molibdeno. Lo que, representa un repunte en los recursos minerales, ya que en sus inicias en 2006 comenzó con una producción cercana a los 200.000 toneladas de cátodos de cobre por año.
El proyecto tiene una inversión de USD 2.460 millones y se localiza en la comuna de Sierra Gorda en la región de Antofagasta. 

Primeros años de su nueva era

Según explicó el ejecutivo de BHP, los primeros diez años de operaciones el plan permitirá incrementar la producción de SGO en 185.000 toneladas anuales (ktpa) de concentrado de cobre y en 4.000 toneladas anuales del subproducto del cobre, el molibdeno, cuya primera producción se espera para fines de 2021.

Además de la ampliación de su vida productiva, SGO considera la utilización de agua desalada para el cien por ciento de sus procesos. Para ello, se contempla la construcción de una planta desaladora, la que estará ubicada en la bahía de Mejillones. Para llevarla a cabo se aprovecharán la experiencia de obras previas, como la planta de desalinización de Escondida.

“Para que pueda operar la planta concentradora es necesario el abastecimiento de agua, por lo que su proceso de construcción debe avanzar en paralelo a SGO y culminar unos meses antes”, sostuvo el ejecutivo a cargo del proyecto.

La planta tendrá una capacidad aproximada de 1.000 litros por segundo y la inversión estimada para su construcción -según el último reporte de BHP- alcanza los US$1.430 millones.


Los plazos

Pedro Pereira, también explicó respecto de los plazos para su ejecución, asegurando que “estamos finiquitando algunos permisos asociados al plan de cierre, por lo que la construcción se iniciará en los próximos meses, con un plazo de dos años para ese proceso, por lo que debiera entrar en producción en 2021”.

Algo en lo que concuerda el gerente de SICEP de Luis Garay, gerente de SICEP de la sociación de Industriales de Antofagasta (AIA), quien manifestó lo positvo de la presencia de Spence y la visualización de las etapas del proyecto. “Es muy valioso para las empresas proveedoras, conocer de primera fuente las necesidades, los requerimientos técnicos y específicos de cada una de las etapas del desarrollo de SGO”, aseguró.

Para mayor información aquí.

Portal Minero