Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El grupo angloaustraliano habría vuelto a manifestar interés por el paquete accionario de PCS, valorado en unos US$ 5.000 millones. Pese a esto, la china Tianqi seguiría con ventaja para adquirir la participación.

Martes 30 de Enero de 2018.- Antes del cambio de gobierno se podría concretar la venta del 32% que la canadiense PotashCorp (hoy Nutrien) tiene en SQM. Las apuestas apuntan a que sería la china Tianqui la que se quedaría con el paquete.

Sin embargo, altas fuentes conocedoras de las tratativas señalaron que Rio Tinto habría vuelto a la carrera por la participación accionaria, la que está valorada en más de US$ 5.000 millones.

A principios de año, el grupo minero había retirado su oferta, mientras busca otras formas de aprovechar el boom de los autos eléctricos. Pero el acuerdo entre la minera chilena y Corfo habría cambiado el escenario y la angloaustraliana estaría pujando otra vez para quedarse con el paquete.

La empresa canadiense tiene hasta abril de 2019 para desinvertir en las acciones que mantiene en SQM, luego de las exigencias realizadas por las autoridades de libre competencia de la India tras la fusión entre PCS y Agrium que dio origen a Nutrien.

La lista de interesados por la participación accionaria es larga. Incluso la propia Albemarle estuvo en esta carrera para adquirir los papeles en su competencia directa y vecino de explotación en el Salar de Atacama, pero según conocedores habría desechado esta opción por el alto nivel de inversión en el que tendría que haber incurrido, que ya cuenta con proyectos en desarrollo.

Desde el gobierno, los mensajes han sido claros y directos. El vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, ha mostrado su preocupación frente a una eventual concentración en el mercado del litio. Incluso, la autoridad ha hecho público sus cuestionamientos a que Tianqui se quede con las acciones.

“Albemarle y Tianqi son socios en Tallison; cualquiera de las dos que entre a SQM significaría que las tres principales compañías del mundo quedan en interlocking; de ahí a poder de mercado es un paso pequeñísimo y eso representa entre el 70% y 80% del mercado mundial”, dijo hace unos días.

Fuentes de la industria cuentan que el nombre de la empresa china estaría generando ruido en La Moneda, donde no gustaría la entrada de una empresa de ese país a SQM.

Ayer, Bitran volvió a la carga y le mandó otro recado a PCS: “No queremos que otro productor importante de litio del mundo compre la totalidad del 32%” que tiene Potash Corp, dijo al Financial Times.
Explicó que en el marco del proceso de venta que está impulsando la canadiense, es preferible que parte de ese paquete flote en el mercado, que lo compren fondos de pensiones o accionistas individuales.

“Nos gustaría que no se genere una situación de conflictos de interés extrema y tampoco nos parece bueno para el mundo que se genere una especie de monopolio, donde un grupo de compañías vinculadas podría llegar a tener hasta el 80% del mercado mundial del litio, eso sería claramente inconveniente para el objetivo que nosotros tenemos, que es promover la electromovilidad”, dijo Bitran durante su comparecencia en la Comisión de Minería del Senado que analiza el acuerdo Corfo-SQM.

Según fuentes al tanto, una opción que estaría sobre la mesa es que PCS venda una parte de sus acciones en SQM a una gran compañía, y el resto sea adquirido por distintos inversionistas chilenos de alto patrimonio. Entre los nombres que trascendieron está el de Andrónico Luksic. No obstante, fuentes cercanas al empresario señalaron que ni él ni Quiñenco, la matriz a través de la cual opera el clan, están analizando comprar acciones de PCS.

Diario Financiero

Portal Minero