Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Lunes 12 de Agosto de 2013.- Un 23,12% ha caído la acción de SQM-B en las últimas dos semanas. Y es que la salida de Uralkali del llamado cartel del potasio ha llevado a los inversionistas a nivel mundial a vender los papeles de las mineras expuestas a dicho mineral, pues la decisión de la firma rusa provocaría una caída del precio del potasio desde US$ 390 por tonelada a US$ 320. Pero el retroceso de la acción de SQM no sólo implica una pérdida de valor, sino que expone el perfil financiero de las “sociedades cascadas” a través de las cuales Julio Ponce controla a la firma.

En 2007, la Sociedad de Inversiones Pampa Calichera emitió un bono en Estados Unidos por US$ 250 millones, cuyas condiciones financieras implican que la compañía debe mantener acciones en prenda equivalentes a un monto de tres veces la deuda.

Según sus estados financieros a marzo, Pampa Calichera había constituido garantías sobre 13.776.758 acciones de SQM serie A, equivalentes, US$ 787,83 millones, es decir, 3,15 veces la deuda.

Hoy, esas mismas acciones, que anotan un retroceso de 11,33% desde el 26 de julio, equivaldrían a ?US$ 466 millones al calcular el número de papeles -tal como se señala en los estados financieros- por el precio promedio de los últimos cinco días hábiles bursátiles y llevándolo al dólar observado del día. ?Según el bono, de no cumplir esa condición, la firma debe colocar más acciones en garantía en caso de caer a una relación de 2,7 veces.

El analista de Munita, Cruzat y Claro (MCC), Diego Torres, señala que incluso con el precio actual de la acción no existiría mayor impacto sobre los covenants, y de hecho según sus cálculos el precio de la acción debiera caer hasta US$ 14 para que rompa las restricciones. Ese precio, esta por debajo de los US$ 29 a los que hoy se transa.

Detalla además que hacia 2014, los ingresos por concepto de dividendos de SQM caerían desde ?US$ 83 millones (2012) hasta ?US$ 47 millones.

Según sus Estados Financieros, Pampa tiene 53 millones de acciones de SQM-A, de las cuales 19 millones están en prenda.

La semana pasada, Humphreys puso en “observación” el bono securitizado de Banchile que tiene como subyacente el bono Pampa, esto debido a que la salida de Uralkali implica cambios en el mercado del potasio, lo que “afecta directamente al sobrecolateral del bono securitizado, siendo a la fecha difícil de anticipar los efectos sobre los resultados de largo plazo de Soquimich y, por ende, sobre la capacidad de pago del patrimonio separado”.

Prepago del bono Oro?

Desde abril de este año, Pampa Calichera había vendido US$ 193 millones en acciones de SQM-B. ¿La razón? En mayo, S&P realizó su informe de clasificación del bono Pampa y señaló que las ventas que ha estado realizando -hasta la fecha del informe- “sigue nuestra expectativa de que usará los recursos de esa venta de acciones para prepagar un bono por ?US$ 100 millones que vence en 2014 de Oro Blanco”.

El 23 de julio Oro Blanco informó que “el directorio de la sociedad encomendó a la administración pagar anticipadamente” dicho bono.

En 2011 las cascadas aprobaron aumentos de capital por cerca de US$ 1.000 millones, operación que tras la inscripción de Nitratos estaría próxima a realizarse, aunque por un monto menor. La cifra también busca bajar el nivel de deuda de las cascadas.

Portal Minero