Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Patricio Meller, destacado Académico de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, plantea la importancia de desarrollar políticas públicas para el trabajo en vías de la transferencia tecnológica.

Miércoles 02 de Octubre de 2013.- "Lo que hizo el cobre en los últimos 20 años es irrepetible, sin embargo hay que comenzar a buscar nuevas vías para hacer frente a nuestra economía dependiente del cobre. La pregunta es entonces ¿Qué sustituye al cobre como factor de crecimiento? ". Fue así como se dio inicio a los planteamientos en los que Patricio Meller dio rienda suelta a su análisis crítico, pero no menos realista del panorama que vive Chile en el siglo de hoy. Así lo expuso en una presentación al Instituto de Ingenieros de Chile, Patricio Meller, destacado académico, investigador y autor del libro “La viga maestra y el sueldo de Chile”, mostró ante una gran suma de comensales la problemática frente a la dependencia del cobre y las soluciones que Chile debe considerar.

Meller hace hincapié en la capacidad de trabajar, en base al desarrollo de políticas públicas, la transferencia paulatina de tecnología. Único camino que guiaría a Chile a ser un país desarrollado, en el que se puso como ejemplo a países como Japón y Corea del Sur, sin antes mencionar que "los trabajadores de países emergentes usan tecnología moderna, pese a que su productividad es un tercio de lo que desarrollan los países en desarrollo."

¿Esto por qué?. En palabras del Académico, "el aumento de productividad y competitividad se debe al aumento de capacidad tecnológica, lo que se traduciría en entender y coordinar las tecnologías modernas, desarrollar innovación y eventualmente inventar tecnología moderna"; situación que Chile aún no asimila del todo.

Como argumento, se evidenciaron cifras bastante críticas respecto al escenario que Chile presenta en materia de inversión tecnológica. "A nivel Mundial, el sistema de educación chileno cae del puesto 47 (2006-2007) al 91 (2012 - 2013) en un periodo muy corto, que tiene que ver con la educación primaria, pero el problema mayor radica en la calidad de la educación en ciencias y matemáticas". A su vez, Patricio Meller indicó que "lo mismo se repite con variables como la innovación -capacidad de Innovación-, la cual cae del puesto 45 al 83 y la inversión privada del 46 al puesto 61".

"A fin de cuentas, todo radica en un único tema de fondo, que es la innovación tecnológica como herramienta complementaria de crecimiento del país", donde Meller manifiesta "que en Japón el 75% del gasto en investigación y desarrollo lo hace el sector privado, mientras que en Chile  no alcanza el 40%"

¿Cómo se genera la transferencia de tecnología moderna y cómo se hace innovación tecnológica?

En ese sentido, el Académico comentó que los empresarios piensan que no es necesario hacer innovación tecnológica en el país, porque es más económico y menos riesgoso importar la tecnología en el mundo global. Sin embargo , los mecanismos convencionales para revertir el contexto de hoy son el comercio y la importación de tecnología moderna. Respecto a la inversión extranjera, el desafío se halla en cómo lograr que la inversión que entra a los países genera la transferencia tecnológica, beneficiando al país no sólo por las divisas, empleo o los impuestos que paga, sino cómo el resto de las empresas aprenden del tipo de tecnología que usa la inversión extranjera.

En esa línea, Meller destacó el Programa de Proveedores de Clase Mundial para la Minería, de mano de BHP Billiton y Codelco, quienes vieron una oportunidad -frente a la brecha entre nuestra capacidad de producción y la futura demanda mundial de cobre -, de transformar a Chile en un país que crea y exporta conocimiento y tecnología al resto del mundo. El programa que tiene como objetivos la mantención de la competitividad y el aumento de productividad para poder desarrollar las soluciones de mano de Proveedores de alto potencial, no sólo aspira a incentivar la capacidad de entregar soluciones intensivas en conocimiento, sino también que estás pueden ser exportadas. Soluciones que permitirían el desarrollo de las empresas hacia la clase mundial a través del sello "MADE IN CHILE", que trabajan en base a la relación de colaboración y beneficio mutuo entre las empresas mineras y los proveedores.

Finalmente, el evento concluyó recordando que se necesitan más de 37 mil personas capacitadas para el sector de la minería, en el que las soluciones para hacer frente no sólo pasan por la necesidad particular , sino también por el crecimiento sostenido que se debe procurar en la economía del país. La inversión en tecnología debe ser el foco de las políticas de Estado, donde el desarrollo debe ser internamente, partiendo desde quienes promuevan la innovación tecnológica desde el poder, estimulando aún más las investigaciones y desarrollo en materia de ciencias y tecnología, formando a capital humano capacitado para que sean ellos quienes operen en el campo laboral y no la mano extranjera directa, además promover la adquisición de empresas completas en innovación, que vayan de la mano mejorar el sistema educacional desde la básica hasta su salida al campo laboral.

Portal Minero