Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Lunes 07 de Octubre de 2013.- El lapislázuli es una piedra preciosa única en el mundo por su característico color azul. En la época precolombina era utilizada por los pueblos originarios para la fabricación de joyas. Actualmente, su producción se limita a Afganistán y Chile, siendo uno de los yacimientos más grandes el que se ubica en la comuna de Monte Patria, a 3.600 metros de altura.

En nuestro país fue declarada piedra nacional, pero pese a sus peculiares características, actualmente este yacimiento en la provincia de Limarí, uno de los más grandes del orbe, propiedad de Compañía Minera Lapiz Chile S.A., mantiene detenida su producción desde el 2003.


LA FRASE
Seguimos estudiando la posibilidad de una producción destinada a mercados más importantes
David Jana
Compañía Minera Lapiz Chile S.A



David Jana, quien trabaja en el holding de inversión que es dueño de Compañía Minera Lápiz Chile, señaló que las razones de esta paralización obedecen al limitado mercado que tiene este producto y los elevados costos que les significa su producción. “Nuestra intención siempre ha sido desarrollar este producto, que es una piedra bien exclusiva en el mundo, porque se da en muy pocos lugares, reviste esa condición de ser especial, pero también en contra tenemos el problema de que no es muy conocida y los yacimientos están en altura, con caminos difíciles, la explotación es bastante costosa y el mercado que hay para ella tampoco es mucho, principalmente es para joyería, productos de artesanía y en realidad nuestra intención es hacer una explotación destinada a cubrir necesidades de piedra que hay en Europa, para revestimiento”, precisó.

El ejecutivo dice que hace un tiempo se trataron de abrir paso en el viejo continente, para vender básicamente planchas para revestir muros, pero que finalmente los esfuerzos no tuvieron los frutos que ellos esperaban, pues los costos de producción para un proyecto de esa naturaleza son demasiado elevados. “Es una mina que está en altura, hay dificultad para el traslado de los bloques, hay una complejidad técnica que limita una producción a gran escala por ahora”, precisa.

No obstante, asegura que continúan estudiando un modelo de negocios que les permita aumentar la rentabilidad de la explotación. En este sentido, no descarta volver a producir. “Existe la posibilidad, pero en la medida que mejoren las condiciones. Lo que pasa es que el mercado de este producto no es de volúmenes muy interesantes, porque es una piedra semi preciosa, que se usa mucho en la joyería, pero para una explotación industrial no”, sostiene y añade que “por ahora no se ha dado con la solución para poder explotar este yacimiento y su producto como nosotros quisiéramos. Seguimos estudiando lograr hacer una producción destinada a mercados más importantes que el mercado local. La mina da para eso, tiene mucho potencial, es el principal yacimiento y lo sabemos”, enfatiza.

Jana manifiesta que es tan baja la demanda en el mercado nacional que si quisieran abastecer estas solicitudes perfectamente podrían estar en producción una vez cada cuatro años “y con eso tendríamos un stock suficiente, es por eso que tenemos nuestros planes de desarrollo, pero no lo hemos activado porque consideramos que no es el momento y no hemos dado a lo mejor con las variables desde el punto de vista de hacer menos costosa la explotación. Está pendiente reformular el tipo de desarrollo de exploración que vamos a hacer en esa mina y ahí se nos ha quedado en el tiempo. Hemos estado estudiando, analizando cómo hacerlo mejor”, precisa.

En cuanto a las razones del porqué esta piedra, pese a sus características, no ha logrado despegar, Jana reitera que se trata de un producto muy complicado de producir. Descarta que sea por la falta de promoción que ha tenido, pese a haber sido nombrada piedra nacional, ya que podría haber sido potenciada como tal en el exterior. “No creo que sea por eso, la piedra en sí es muy rara, única y que se da en ciertas condiciones, pero es muy difícil de explotar. A los dueños de la mina no les interesa el mercado que existe actualmente, que es más bien artesanal, relacionado con la joyería. Están buscando hacerlo de manera industrial, no sacar piedras”, indica.

LA CIFRA
2
son los yacimientos de lapizlázuli en el mundo. Además de Chile, existe otro en Afganistán.


Otra problemática que enfrentan es el robo del mineral. Detalla que pese a que las instalaciones en la cordillera de Monte Patria tienen un acceso restringido, de igual forma existen personas que ingresan. “Existe un capataz y cuidadores, hay activos que son propiedad de la mina que también están siendo resguardados, pero nosotros tenemos alguna información, principalmente aportada por carabineros de la zona, que han encontrado gente que sube en mulas o burros por laderas de los cerros y practican el hurto”, sostiene.

Pese a la problemática que enfrenta el lapislázuli, el ejecutivo señala que no existe por el momento ningún plan de ventas, pero tampoco en el corto plazo se avizora un proyecto para su reapertura. Hasta el momento, dice, sólo existe la intención de repla


CLAVES

Producción

Dos son los países en los que se puede encontrar esta piedra, Afganistán y Chile

Características
Se explota desde la época precolombina, es muy preciada por su característico color azul, otorgado por la lazurita.

Ubicación
La mina de Monte Patria está ubicada a 3.600 metros de altura, en la cordillera.

Diario El Día

Portal Minero