Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

El estado de ánimo en la LME Week, que reúne hasta 10.000 mineros.

Jueves 10 de Octubre de 2013.- El estado de ánimo en la LME Week, que reúne hasta 10.000 mineros, fundidores y traders en Londres, ofrece un inigualable barómetro del estado de la economía mundial: la gran variedad de usos de los metales industriales en la fabricación y la industria pesada significa que los traders de metales son a menudo los primeros en presenciar los cambios en la economía.

En los seminarios, reuniones y fiestas de este año, un mensaje ha sido claro: hay que decirlo en voz baja, pero después de años de ir de una crisis a otra, la economía mundial parece estar en una posición más estable. “Hemos visto un crecimiento muy saludable de la demanda en China, superando las expectativas. Estamos siendo testigos de una modesta recuperación en EEUU. Y en el caso de Europa, creemos que hay señales de que hemos tocado el fondo del mercado”, afirmó a Financial Times Thomas Keller, director ejecutivo de Codelco, el mayor productor de cobre del mundo.

Los mercados de los metales han sido golpeados por varias olas de la crisis de la eurozona y la recesión, y luego, en el último año, una desaceleración en China, el principal motor de crecimiento del consumo de metales.

El precio del cobre, el contrato insignia del LME, ha caído 12% este año y se ha reducido casi un 30% desde el récord de 2011. En tanto, la demanda del aluminio, el níquel y el zinc está cerca de sus niveles más bajos desde la crisis financiera de 2008 y 2009.

Pero los operadores dicen ahora que la oscuridad que muchos sentían sobre las perspectivas de China hace unos meses era errónea. Keller acota que Codelco está viendo un crecimiento anual de entre 7% y 8% en el consumo de cobre en el país - “más de lo que esperábamos”, afirma.

George Cheveley, administrador de cartera de recursos naturales en Investec, dice que “hemos visto un cambio en la confianza desde mediados de año. Los negocios en China están más estables de lo que han estado en los últimos doce meses”. Gu Liangmin, analista de cobre de Minmetals, el grupo de metales de propiedad estatal de China, está de acuerdo. “Hemos visto algunas señales de mejoría”, agregó.

La perspectiva optimista se repite entre los commodities –desde el cobre, utilizado en el cableado eléctrico, al aluminio, que se utiliza en los automóviles y envases, o el zinc, utilizado para galvanizar el acero. En Europa, si bien nadie espera un aumento en el consumo de metales, algunos predicen provisionalmente el primer crecimiento de la demanda durante varios años.

¿Esta visión optimista de la economía mundial será suficiente para estimular una recuperación de los precios de los metales? Algunos lo creen así: en una encuesta a los traders y administradores de hedge funds realizada por Macquarie, se predijo que los precios de los seis metales básicos que transan en LME se elevarían durante el próximo año.

Sin embargo, Hernán de Solminihac, quien como ministro de Minería en Chile, el principal productor de cobre, tiene un fuerte interés en el aumento de los precios del cobre, no tiene una visión optimista. El aumento de la oferta podría hacer que los precios “caigan un poco” el próximo año, predijo.

DF

Portal Minero