Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Lunes 14 de Octubre de 2013.- En 2012 se dio a conocer un nuevo proyecto de inversión en el país que involucra un terminal flotante de gas y una central eléctrica a GNL de 1.140 MW.
Sin embargo, la iniciativa, bautizada como Octopus —que impulsa la firma chilena Australis Power—, solo tiene definido hasta el momento la construcción del complejo regasificador.

Según explican en la compañía, el plan inicial es ingresar al mercado de venta de gas para clientes industriales y residenciales. Para eso la empresa nacional ya firmó un acuerdo de suministro de GNL con la norteamericana Cheniere. Esta última cuenta con la autorización gubernamental de Estados Unidos para exportar shale gas.

El proyecto se basa en devolver a la Región del Biobío el suministro de gas que tuvo en mayores cantidades previo a la crisis del gas. Además, se pretende aprovechar la infraestructura existente y disponible —el Gasoducto del Pacífico— que se construyó durante los acuerdos energéticos con Argentina.

Australis ya está sosteniendo conversaciones con eventuales clientes industriales. La idea, señalan desde la firma, es abastecer a las empresas de la VIII Región que actualmente usan en sus procesos productivos combustibles como el carbón, fuel oil y el diésel, y que operan con calderas compatibles con gas.

De materializarse dichos acuerdos, se comenzaría a vender gas en ciudades como Los Ángeles, Chillán y Concepción. Paralelamente se busca ofrecer suministro al segmento residencial de forma competitiva, lo que sería desarrollado después de ingresar al mercado industrial.

De acuerdo a la presentación de Australis ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), el terminal será del formato marítimo flotante y estará ubicado en la bahía de Concepción, a tres kilómetros de la costa. Tendrán una capacidad de 10 millones de m3 al día y su inversión alcanza los US$ 150 millones.

Su funcionamiento será de modalidad abierta, lo cual permite que cualquier compañía que contrate un barco con GNL pueda descargar en el terminal pagando el costo de regasificación. Esto último beneficiaría a las eléctricas.


Central sin fecha

Las dos unidades de generación que tendrá el complejo eléctrico de Octopus todavía no tienen una fecha definida. En la empresa explican que aún se están analizando una serie de factores técnicos para presentar a estudio ambiental.

La iniciativa contempla una inversión por US$ 1.150 millones e inyectará su energía en el Sistema Interconectado Central (SIC). En esto trabajan con la firma francesa EDF.

La comunidad de Bulnes, donde se pretende instalar dos unidades de gas, se opone fuertemente a la generadora GNL.

Emol

Portal Minero