Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Brasil

Firma continúa buscando efectivo para evitar caer en una cesación de pagos.

Viernes 25 de Octubre de 2013.- La petrolera OGX, que pertenece al empresario brasileño Eike Batista, está en negociaciones para vender sus participaciones en ocho campos de gas natural en Brasil con el fin de reunir efectivo antes de que solicite protección bajo la ley de quiebra, reportó ayer el diario Folha de Sao Paulo, citado por Reuters.

OGX tiene una participación de 66,7% en la productora de gas OGX Maranhao y está negociando con la empresa de energía Eneva (controlada por Batista en conjunto con la alemana EON), que es dueña de la participación restante. La venta podría reportarle a OGX entre ?US$ 100 millones y US$ 120 millones, agregó el medio brasileño.

Eneva había comentado en septiembre que como un accionista minoritario en Maranhao sería “natural” para la compañía estar interesada en las acciones que no posee. La empresa energética tiene la primera opción para comprar las acciones, según un documento regularorio, citado por Bloomberg. Maranhao tiene un 70% de participación en una serie de bloques de gas en la cuenca brasileña de Parnaiba en una sociedad con Petra Energía.

Según Folha, el dinero que recaude con la venta de OGX Maranhao podría ayudar a la empresa a conseguir apoyo entre los acreedores, pero esos fondos recién estarían disponibles en diciembre, lo que sería posterior a la inminente solicitud de quiebra de la empresa. Bajo la legislación de Brasil, una empresa que pide la protección de quiebra tiene hasta 60 días para presentar un plan de reestructuración a sus acreedores y al tribunal.

Por otro lado, Eneva y Batista también están en conversaciones con acreedores de Maranhao, para renunciar al pago anticipado de derechos que podrían ser gatillados si OGX cae en default, comentaron a Bloomberg fuentes con conocimiento del asunto.

Maranhao tiene al menos 600 millones de reales (US$ 300 millones) de deuda pendiente. Unidades del Banco Itaú y Santander prestaron cada una 200 millones de reales a Maranhao, mientras que Morgan Stanley emitió préstamo de igual cantidad a la firma.

DF

Portal Minero