Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Miércoles 14 de Mayo de 2014.- Sin mayores inversiones, pero sí mejorando su eficiencia, la División El Teniente se ha propuesto aumentar en un 10 por ciento su producción de cobre. Así lo indicó el gerente general de esa empresa, Alvaro  Aliaga, al hacer un balance dela gestión realizada, en el marco de la celebración del 109° aniversario de la minera.

El ejecutivo señaló que uno de los temas centrales para la industria es la productividad,” cómo hacemos más con menos”.

Puntualizó que en esa línea se está introduciendo mucha automatización en las operaciones mineras, no sólo en la mina subterránea, sino que también en la mina rajo sur, en la concentradora, en la fundición y en general en los  procesos de soporte y apoyo. Como uno de los tantos ejemplos mencionó el proyecto de robotización y automatización completa de la estación de carga en que se hace la transferencia y se cargas los ánodos desde camión a ferrocarril. Allí se va a operar sin ninguna intervención de personas.

Agregó que además, en la búsqueda de mayores niveles de eficiencia “estamos revisando todas las prácticas de ingeniería industrial, a través de una metodología que aplica técnicas para poder optimizar nuestros procesos. Es una iniciativa que partió hace un tiempo y que encuentra en la mina subterránea su máxima expresión”.

Aliaga destacó que gracias a la implementación de estas tecnologías y al compromiso de los trabajadores se ha podido incrementar la productividad entre un 15 y un 20 por ciento en parte de la mina. “Son cifras significativas que nos tienen muy contentos y son un aliento para seguir extendiendo estas metodologías. Este año esperamos hacerlas o extensivas a las operaciones de la concentradora y de la fundición”.


COSTOS DE PRODUCCION

Alvaro Aliaga señaló que los costos de producción constituyen un tema de preocupación permanente y que actualmente se está desarrollando un proyecto estructural de productividad y costos, que tiene como objetivo fundamental poder identificar oportunidades de mejora, de contención y reducción de costos, para asegurar la permanencia de El Teniente dentro del primer cuartil de la industria.

“Estamos preparando una mina distinta, que tiene poco que ver con la realidad que conocemos. Este es El Teniente del siglo 21. Estamos sentando las bases que nos van a permitir saltar a un estadio diferente en términos tecnológicos y de procesos”.

Añadió que la empresa cuenta con un centro de monitoreo en Vitacura, “donde tenemos control absoluto de todos los parámetros de operación de nuestras plantas, concentradora, molienda, flotación, filtrado, pesaje; con un grupo de expertos que está revisando constantemente lo que está pasando, de tal manera que nos puedan asesorar para la mejor toma de decisiones.  Cosas como esas nos han permitido optimizar, por ejemplo, la recuperación metalúrgica tanto de cobre como de molibdeno a niveles de excelencia. Estamos hablando de recuperación de cobre en torno al 90 por ciento  y en molibdeno sobre 65 por ciento. Un punto de recuperación es mucha plata”.

Explicó que el alto costo de la energía es uno de los problemas que enfrenta la División. “Es un insumo importante y caro: 200 dólares por mega. Es una desventaja a la hora de competir, la  industria minera del norte y de otros países como Perú tiene costos de energía más baratos. Por ello, todo lo que podamos hacer para disminuir nuestro consumo es bienvenido y tenemos una serie de iniciativas que nos permiten ir rebajando la demanda energética. Lo mismo en el tema del agua: tenemos proyectos por 35 millones de dólares para mejorar la capacidad de reutilización de este recurso”.


NUEVO YACIMIENTO

El gerente general de El Teniente precisó que el plan de la División considera mantener el nivel de producción de 140 mil toneladas por día y 450 toneladas anuales de cobre fino. Sin embargo, con una mayor  eficiencia, “sin mayores inversiones, o con inversiones muy marginales,  pensamos crecer sobre un 10 por ciento en términos de producción de cobre fino, lo cual es un negocio de altísima rentabilidad”.

Agregó: “Este yacimiento no termina de darnos sorpresas. Acabamos de descubrir, cerca del cráter de la mina, un yacimiento que hemos denominado La Huifa, que tiene un potencial de 200 millones de toneladas con una ley de corte de 0,8. Este es un tremendo yacimiento que nos da la gran oportunidad para poder expandir la operación actual  de El Teniente”.

Explicó que La Huifa es un cuerpo profundo y  lo más probable es que su explotación sea subterránea, que se enlaza bien con lo infraestructura  que tiene la empresa en el sector norte de la mina.
Agregó que el proyecto Nuevo Nivel Mina se retrasó en un año (comenzaría a operar en 2018). “Hemos desarrollado todos los análisis de ingeniería para mitigar este año de atraso y lo tenemos cubierto, con la extensión de la explotación y  extracción de reservas de los sectores actuales. El Nuevo Nivel Mina presenta un avance de un 25 por ciento en el total de las obras. Esperamos poder recuperar parte de ese atraso”.

Lo positivo es que en el intertanto se podrá extender la vida útil de la mina Rajo Sur. Estaba previsto que operaría hasta el 2018, “pero encontramos más reservas y hemos extendido su vida en 2 años, al 2020. Esperamos poder seguir ampliando su horizonte productivo. Una ventaja es que nos va a permitir extender la vida útil de planta de Sewell. Es una planta muy antigua, tiene tuberías de madera y  pasan casi 20 mil toneladas por día”.

Respecto de los trabajadores de empresas contratistas de El Teniente, Aliaga indicó: “Estamos viendo cómo podemos hacer más con menos. Eso significa encontrar nuevas maneras de hacer el trabajo. Queremos tener personal contratista mejor preparado, con mejores niveles de competencia. Estamos analizando con nuestras empresas colaboradoras cómo vamos avanzando en eso. También, debemos hacernos cargo de ciertas barreras que nosotros imponemos y que dificultan el buen fluir de los trabajos de nuestras empresas contratistas”.

“Evidentemente –dijo- con un 35 a 38 por ciento de utilización de los tiempos efectivos de trabajo (de los trabajadores contratistas) hay mucho espacio. En el personal de El Teniente es bastante más alto. Hoy día tenemos problemas asociados a productividad por una serie de complicaciones, de detalles de logística, de interferencias, de capacidades de gestión. Estamos haciendo un esfuerzo conjunto, tratando de nivelar”.

Para avanzar en esa área se están escuchando las sugerencias y planteamientos de los representantes y de los trabajadores de las empresas contratistas. “Un ejemplo: hay 40 camiones que recogen la basura y nosotros exigíamos 1 peoneta en cada camión. En vez de eso, se nos sugirió poner un peoneta en la estación de descarga. Eso fue lo que hicimos. Hay muchas cosas como esa que son oportunidades de mejorar”.

Con sindicatos propios preocupación espacios e diálogos, corolario negociación colectiva, consenso ventajas y benfic        
Ios


El polémico proyecto en Cerro Minero

Respecto del proyecto de una planta de acopio de residuos de arsénico en el Cerro Minero, que ha sido rechazado por grupos de la comunidad de Coya y Machalí, el gerente Alvaro Aliaga indicó que la empresa dará la máxima seguridad “en el manejo de un residuo que es complejo”.

“Pensamos –dijo- que el desarrollo de  ingeniería que hoy podemos exhibir entrega esa seguridad. Es un diseño extremadamente robusto, que consulta  varios sistemas en diferentes niveles de seguridad, de tal manera de tener el control de cualquier riesgo que pudiese generar este proyecto. Permite minimizar riesgos;  hoy estamos enviando estos residuos por camión para su tratamiento en la Región Metropolitana, atravesando zonas pobladas”.

Acotó que el proyecto considera una planta altamente automatizada sin intervención de personas, que además disminuye a un 25 por ciento la generación de los residuos arsenicales “y  los almacena en una instalación absolutamente hermética”.

Precisó que el proyecto implica una inversión de 74 millones de dólares.

Actualmente El Teniente paga 100 dólares por el tratamiento de una tonelada de residuos y genera unas 20 mil toneladas al año.


Buenos resultados

Una histórica producción logró El Teniente durante el año pasado, alcanzando las 450 mil toneladas métricas finas (tmf), cifra que representó 7,9% más que las 417 mil toneladas registradas en 2012, y que además le permitió liderar la producción de Codelco.

Los buenos resultados también se verificaron en los costos directos, aspecto donde la División El Teniente ocupó el primer lugar de la Corporación con 133,1 centavos de dólar la libra.

El récord de producción y los bajos costos de El Teniente le permitieron obtener excedentes por US$ 1.307 millones, que equivalen al 34% de las ganancias de Codelco, las que llegaron a US$3.813 millones. A  esto se suma que por primera vez en la historia de la empresa logró tener cero accidentes fatales.

Elrancaguino.cl

Portal Minero