Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El presidente ejecutivo de Antofagasta Plc, Diego Hernández explicó que con la compra de Compañía Minera Zaldívar suman más de USD 6 mil millones en su cartera de inversión en Chile.

amsa-hernandez-zaldivar

Lunes 03 de Agosto de 2015.- Luego que la semana pasada Barrick Gold y Antofagasta Minerals lograran un acuerdo para el traspaso del 50% de Compañía Minera Zaldívar Limitada,  adquisición que considera un pago de USD 1.005 millones, los principales ejecutivos de AMSA dieron a conocer algunas claves en relación a la compra.

En entrevista con diario El Mercurio el presidente ejecutivo de Antofagasta Plc, Diego Hernández explicó los motivos que llevaron a la compañía a realizar esta adquisición. “Chile siempre ha sido y será atractivo para el grupo". Además precisó que con la compra suman más de USD 6 mil millones en su cartera de inversión en el país. 

Al ser consultado de por qué decidieron invertir en un momento en que el precio del cobre está a la baja, Hernández afirmó que "uno de los secretos del negocio minero es ser anticíclicos. Pero es difícil de ejecutar, porque cuando los precios están bajos, la empresa tiene menos recursos y menos posibilidades de invertir. Las empresas con deuda alta difícilmente pueden aprovechar los anticiclos. Como Antofagasta tiene un balance bastante sólido, no tenemos deuda -y como acabamos de vender Aguas de Antofagasta- y estamos con caja, creemos que es una buena decisión invertir en cobre, en Chile y en la Segunda Región".

A pesar de la caída de la inversión, el ejecutivo asegura que “Chile siempre ha sido y será atractivo para el grupo Antofagasta. Somos de acá y acá tenemos nuestra base de producción. Es acá donde, con inversiones de este tipo, podemos capturar sinergias. Tenemos el know how y sabemos cómo trabajar. Hay que ir adaptándose a los ciclos buenos y malos. Con la compra de Zaldívar estamos mandando una señal: estamos dispuestos a mejorar este clima de crispación, estamos haciendo una inversión grande en el país".

Por su parte, el presidente ejecutivo de la minera del grupo Luksic, Iván Arriagada, destacó que el principal potencial que vieron en Zaldívar es que es yacimiento que está operando. “Eso es importante, tomando en cuenta que construir un proyecto minero toma tiempo y se requieren inversiones importantes, pero uno no ve el flujo de caja hasta que esa inversión se concreta. Además, el yacimiento tiene costos competitivos y una vida remanente de casi 15 años. Según nuestros cálculos, estimamos que en este período la producción estará entre 100 mil y 140 mil toneladas de cobre por año. Representa un activo y una operación muy atractiva y permite proyectarnos hacia el futuro”, dijo en entrevista con La Tercera.

Al ser consultado por el matutino sobre cuándo cumplirán la meta de producir un millón de toneladas, Arriagada detalló que “esta es una meta aspiracional del grupo. Refleja la voluntad de crecimiento  y supone que se desarrollen todos los proyectos que están en carpeta, incluido Twin Metals, en Estados Unidos. Pero para realizarlos hay que ver las condiciones de mercado que se presenten y si cumplen con las rentabilidades que el grupo requiere. También es necesario tener los permisos ambientales. No hay un plazo definido, porque lograr ese millón tiene que hacerse cumpliendo con la rentabilidad y eficiencia que el grupo impone.

Respecto a si usarán los recursos de la venta de Aguas de Antofagasta para financiar parte de esta compra, el presidente ejecutivo de la minera afirmó que “una de las cosas que nos han caracterizado y que ha sido muy positiva es enfrentar esta parte del ciclo de precios más bajos con un balance financiero robusto, es decir, sin endeudamiento neto. El grupo tiene la flexibilidad de contar con los recursos para financiar esto, ya sea con endeudamiento o disponiendo de la caja por la venta de Aguas Antofagasta. Puede ser una mezcla de ambos, pero aún no se decide.

Portal Minero