Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Aunque se pronostican precipitaciones más altas que lo normal, referencias históricas hacen pensar que la posibilidad de aluviones de gran volumen es en general baja, por pocas precipitaciones previas.

mineras-sernageomin-lluvias

Jueves 06 de Agosto de 2015.- Frente al sistema frontal que se espera afecte a diez regiones del país, el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), llamó a las empresas mineras a tomar resguardos para sus instalaciones por eventuales remociones de masa, inundaciones y anegamientos, poniendo énfasis en aquellas emplazadas más arriba en la cordillera, las que se verían afectadas por nevazones.

La entidad entregó a las compañías información sobre las zonas históricamente afectadas por deslizamientos de suelo, caídas de roca, aluviones, y otras remociones en masa: además de inundaciones y anegamientos. Ello para ayudar a prevenir que la industria se vea afectada por estragos similares a los que provocaron a fines de marzo los fuertes temporales que afectaron a la zona nortecon los que incluso algunas operaciones de Atacama quedaron aisladas, con trabajadores sin poder regresar de sus turnos; además de los cuantiosos perjuicios para pequeños y medianos mineros. 

“Hemos informado a las mineras para que dispongan el monitoreo especial sobre las instalaciones, entre ellas los depósitos de relaves, particularmente tranques y embalses. Las empresas deben informar sobre cualquier situación anómala relacionada con el sistema frontal, a objeto de que podamos anticiparnos a situaciones de emergencia”, dijo el director nacional del Sernageomin, Rodrigo Álvarez.

La institución señaló que las empresas mineras están sujetas al Reglamento para la Aprobación de Proyectos de Diseño, Construcción, Operación y Cierre de los Depósitos de Relaves, que obliga el monitoreo de la estabilidad física de estos depósitos. Según la normativa, las empresas deben notificar de inmediato la ocurrencia de cualquier emergencia y, en caso de fenómenos naturales extremos, suspender las operaciones de depositación de relaves hasta que las condiciones de seguridad se restablezcan.

Sernageomin precisó que aunque se pronostican precipitaciones más altas que lo normal, de acuerdo a valores referenciales de eventos históricos, las posibilidades de aluviones de gran volumen son en general bajas, dada la reducida cantidad de precipitaciones previas, las que no alcanzan más de un 30% de un año normal, por lo que los suelos que no se encontrarían suficientemente saturados.

Sin embargo, destacó que se prevé un aumento considerable de los caudales y consecuentes inundaciones y anegamientos. Las cuencas menores podrían activarse con las lluvias pronosticadas, dijo la entidad, y agregó que los sectores cordilleranos podrían ser los más afectados por estos eventos. “La recomendación central en este caso es el monitoreo permanente del caudal de las grandes quebradas, circulación con precaución por vías en cordillera", señaló el servicio.

Advirtió además que en la  región de Valparaíso la posibilidad el riesgo es Moderado a Alto, ya que las precipitaciones pronosticadas coincide con los umbrales de precipitaciones estimados para la generación de remociones en masa (sobre 50 mm/ 24 horas), particularmente en sectores afectados por los incendios el año 2014, pudiendo generarse fenómenos locales de flujos detríticos o aluviones.

Portal Minero