Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

Luego que la licitación internacional de los activos de Doe Run Perú quedara desierta, el administrador concursal Profit Consultoría habría decidido cerrar las operaciones de la mina el 17 de agosto.

Jueves 13 de Agosto de 2015.- La fallida subasta de los activos de Doe Run ha comenzado a generar las primeras consecuencias, ya que el administrador concursal del complejo metalúrgico Profit Consultoría habría decidido cerrar las operaciones de la mina Cobriza (Huancavelica) el próximo 17 de agosto, es decir, once días antes de la fecha prevista que era el 28 del mismo mes, fecha en que la empresa debe ingresar a liquidación ordinaria.

Así lo informó el secretario general de la federación de trabajadores de Cobriza Amid Yangali. A raíz de esto los trabajadores de la mina decidieron realizar una huelga indefinida. En tanto, en La Oroya se tomó la misma determinación, consigna Rumbo Minero.

La licitación internacional de los activos de Doe Run Perú quedó desierta luego que ninguno de los posibles postores presentara su información empresarial y de solvencia financiera, como exigía el cronograma para la subasta, informó a principios de este mes Profit Consultoría.

Los oroinos exigen el reemplazo de Profit como administrador concursal y la flexibilización de los Estándares de Calidad Ambiental del Aire (ECA), que obligan a las industrias nacionales a mantener sus emisiones de dióxido de azufre (SO2) por debajo de 20 microgramos por metro cúbico (los más estrictos del mundo).

Si bien las refinerías de metales están exentas de cumplir esta norma y se les permite trabajar provisionalmente con 80 ECA, los interesados en adquirir Doe Run siguen considerando que el parámetro es muy elevado y que les demandará excesivas inversiones.

Sin la producción de Cobriza no habrá ingresos para pagar a los 2.400 trabajadores de la refinería de La Oroya. Estos deben recibir sus cartas de cese colectivo desde el 29 de agosto. “Para nosotros ha comenzado la cuenta regresiva. Estamos a punto de perder el derecho al trabajo”, manifestó Luis Castillo, representante de los acreedores laborales.

Debido a las manifestaciones que se han producido en las últimas horas, el gobierno peruano autorizó a los militares intervenir "para asegurar el control" luego de que enfrentamientos entre la policía y trabajadores mineros de Doe Run dejaran un muerto y más de 50 heridos.

El Gobierno facultó a las fuerzas armadas a apoyar a la policía para evitar "actos de violencia" hasta el 10 de septiembre en la provincia de Yauli, de la región andina de Junín, donde cientos de trabajadores del paralizado complejo metalúrgico bloquearon la principal carretera del centro del país.

"Todos respetamos el derecho al trabajo, los problemas laborales, la protesta, pero dentro de un contexto. Aquí se está afectando a un país", dijo el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, a Canal N.

La medida se dió luego de que un hombre murió por impacto de bala y más de 50 personas resultaron heridas producto de enfrentamientos con la policía. La carretera central de Perú está bloqueada en un tramo de 10 kilómetros, impidiendo el paso de autobuses y camiones de carga.

Portal Minero