Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La Sonami realizó este jueves la tradicional Cena Anual de la Minería, con la presencia de la mandataria, autoridades y representantes de pequeñas, medianas y grandes empresas del sector.

mineria-cena-sonami-reformas-salas-bachelet

Viernes 28 de Agosto de 2015.- “La Minería es inseparable del futuro de Chile”, en ella “se sustenta gran parte de la visión que tengamos del porvenir nacional, y de cuánto queremos hacer en el presente para poder cosechar resultados mañana”. Con estas palabras, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, daba inicio este jueves a su discurso en el marco la tradicional Cena Anual de la industria minera, que organiza cada año la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) como parte de las celebraciones por el Mes de la Minería.

La mandataria destacó el rol del sector minero en “la historia, la proyección internacional y el futuro” del país. Además aprovechó para destacar especialmente el papel que jugaron las mineras para ayudar a enfrentar las catástrofes naturales que afectaron a la zona norte hace algunos meses; haciendo gala, en sus palabras, no solo de su “generosidad”, sino también de  un gran “profesionalismo”, del que se mostró orgullosa.

En cuanto al escenario económico y el clima político imperante en el país en el último tiempo, Bachelet aseguró: “vamos a apuntalar con decisión la marcha de nuestra economía y la labor de nuestras empresas”. También dijo estar consciente de los principales desafíos que enfrenta la industria en el contexto actual, y de las preocupaciones que afectan al sector empresarial en general, en la perspectiva de las reformas que está impulsando su Gobierno; aunque en ello- señaló- “debe prevalecer un diagnóstico ponderado, el diálogo respetuoso y dejar atrás las caricaturas y la estridencia”.

“En períodos de dificultad, es necesario actuar con una doble mirada: asegurar que se vayan creando las condiciones para que se sustente una economía saludable y vigorosa; y al mismo tiempo asegurar que las personas no vean afectadas su calidad de vida y sus perspectivas de surgir”, señaló la Presidenta en su discurso. “Las reformas que estamos impulsando, van en la dirección de sentar las bases de un desarrollo más satisfactorio para todos”, agregó.

En este sentido, señaló que los ajustes anunciados recientemente al proceso de reforma tributaria, son “una señal concreta de que el gobierno sabe escuchar”. En cuanto al proyecto de reforma laboral, en tanto, señaló que “hay  un cauce legal  que algunos actores claramente no estiman legítimo y abierto”, por lo que se hace imprescindible “relegitimar la negociación legal en la empresa, para que ella transcurra en los cauces institucionales”, y así evitar que las demandas de los trabajadores deriven en manifestaciones radicalizadas y hechos de violencia como los que se vivieron recientemente en algunas divisiones de Codelco, que condenó tajantemente.

“La institucionalidad actual no tiene la capacidad para enfrentar los conflictos de forma adecuada, previsible y ordenada. Si las posiciones se extreman, no hay acuerdo posible. Los invito a abrirse a los puntos de vista del otro, para así construir proyectos sólidos y viables”, dijo Bachelet. En una línea similar, defendió los proyectos de reforma al Código de Aguas, la Ley de Glaciares y las exigencias impuestas a las empresas en relación a los cierres de sus faenas mineras; entre otros temas relacionados con la protección del medio ambiente.

Llamados del sector

De este modo la Presidenta respondió a diversos emplazamientos que, minutos antes, realizó en su discurso el líder de Sonami y de la Confederación de la Producción y el Comercio, Alberto Salas.

En representación del sector, Salas enumeró diversas consideraciones respecto de los principales proyectos del ejecutivo en algunas de las materias mencionadas, e insistió en que estos han contribuido en alguna medida, a nivel interno, a la “incertidumbre” por a que atraviesa el sector.

Respecto de la reforma laboral, el líder gremial pidió al Ejecutivo y a los parlamentarios “introducir las mejoras que el proyecto requiere para no causar un daño al buen funcionamiento de las empresas, con los consecuentes perjuicios que ello trae al empleo, el crecimiento y calidad de vida de las personas”. En cuanto al Código de Aguas, criticó que “no prioriza la utilización, sino que se enfoca en la propiedad del mismo”, y respecto de la ley de Glaciares, señaló que “cualquier regulación sobre el tema debe considerar al país en su conjunto, el entorno medioambiental y las actividades productivas”.

También criticó la nueva exigencia de entregar un depósito para constituir garantías financieras que cubran los costos de los planes de cierre de las instalaciones y faenas mineras, que “sobre exigen a la industria en momentos complejos”. Mientras que en lo relativo a la nueva normativa que aumenta las exigencias para el control de las emisiones en las actividades de fundición, dijo que “lo más lógico sería postergar su entrada en vigencia”, a fin de que las empresas puedan asumir este cambio “en un contexto de cambio tecnológico que incluya la adopción de tecnologías que recuperen muchísimos elementos valiosos que contienen los concentrados de cobre que hoy no son recuperados”, con lo que además de responder a los nuevos estándares se agregaría valor.

Finalmente, se mostró desalentado por la dinámica que ha adquirido el sistema de otorgamiento de permisos para los proyectos de inversión: “con el tiempo se ha venido construyendo un sistema inorgánico, en el que cada repartición cumple su rol sin que exista una mirada integral”, dijo en relación al marco vigente en este tema; que “se ha vuelto en extremo complejo y burocrático”.

Salas señaló que la industria minera tiene frente a todos estos temas un “ánimo colaborativo”, pero que resulta clave enfrentar el proceso “con voluntad de diálogo, entendimiento y tiempo”. 

“No estamos buscando ni solicitando pagar menos impuestos ni disminuir la recaudación, sino hacerlo con claridad y sin premura". “A nombre de los empresarios de Chile, quiero insistir en que estamos convencidos de que recomponiendo un clima de diálogo constructivo, que ha sido el sello de Chile en las últimas décadas, es posible también retomar la inversión y crecimiento", concluyó.

Premio "Sociedad Nacional de Minería"

En el encuentro, se entregaron también los premios que reconocen cada año a personas y empresas por su desempeño y aporte al desarrollo minero del país. En esta oportunidad, el reconocimiento “Sociedad Nacional de Minería” lo recibieron los pequeños empresarios mineros Manuel Cortés, de Chañaral, e Hilario Álvarez, de Taltal, ambos por su destacada trayectoria empresarial.

Asimismo, se distinguió a Rockwood Lithium por su aporte a la consolidación del país como líder mundial en producción de litio, así como por la importancia que esta compañía asigna a la investigación y al desarrollo para crear tecnologías y agregar valor a sus productos.

En la categoría grandes productores, Sonami reconoció a CAP Minería Operación Cerro Negro Norte por la exitosa puesta en marcha del emprendimiento más importante de los últimos años en la minería del hierro.

Por último, se entregó el premio “John T. Ryan”, que destaca a la compañía que presenta los más bajos índices de frecuencia de accidentes. Este año, lo recibió CAP Minería-Mina Los Colorados, operación minera de hierro a rajo abierto localizada en la Región de Atacama.

Portal Minero