Síguenos
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • RSS
0 elementos
Chile

A mediados de año, llegó a haber solo 6 mil de los casi 100 mil trabajadores del sindicato nacional de contratistas activos. Pero en septiembre comenzó la reactivación: ya van en los 35 mil y se espera llegar a los 45 mil a fin de mes.

Contratistas de la minería observan recuperación de la industria

miércoles 14 de octubre del 2020.- A mediados de año la mayoría de los proyectos mineros en construcción anunciaron su paralización por el Covid-19. Eso llevó a que miles de trabajadores quedaran suspendidos o que perdieran su fuente laboral, esperando que en la medida que se reactivaran las obras, volvieran a las faenas.

El Sindicato Nacional de Trabajadores Contratistas de Chile (Sinatracch), sufrió importantes bajas. Este cuenta con 100 mil asociados y a mediados de año solo había seis mil trabajando. Sin embargo, el presidente de Sinatracch, Miguel Carreño, informó que ya están 35 mil trabajadores de vuelta operando y que esperan llegar a fin de mes a los 45 mil.

La reactivación, explicó el dirigente, se debe a los proyectos Quebrada Blanca 2 (de Teck), y Andina y Nuevo Nivel Mina El Teniente (ambos ligados a Codelco). Además, enfatizó que está semana comenzaron a reactivarse proyectos de SQM. “Tenemos el Salar del Carmen, María Elena y Diego de Almagro (SQM), que son tres trabajos que tenemos y eso implica unos 7 mil trabajadores más. La próxima semana estamos empezando en la central hidroeléctrica Los Cóndores con 2 mil trabajadores más y estamos reactivando Codelco Norte con tres proyectos más y que suman 1.900 trabajadores”, señaló Carreño.

Conflicto con la DT

Pese a la recuperación de la industria, el dirigente manifestó que están teniendo problemas con la Dirección del Trabajo (DT), pues se han demorado en autorizar jornadas excepcionales como lo están pidiendo las mineras por seguridad, dado el actual contexto de pandemia (de 7×7, 10×10 y 14×14).

“Las DT de las regiones se están demorando demasiado en dar las autorizaciones, entre dos y tres meses. Nosotros cuando mandamos las jornadas, significa que tenemos que contratar rápido a mucha gente, pero si ellos no les dan las jornadas, nosotros no podemos reactivar la industria recontratando a trabajadores que teníamos en suspensión”, dijo Carreño. Por ello, se comunicaron con el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, para que facilitara los procesos, medida que ha sido efectiva.


Pulso / La Tercera

Share This
X
X