Síguenos
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • RSS
0 elementos
Chile

En 2019 el fenómeno dejó pérdidas por US$300 millones en la industria.

Mineras se preparan para enfrentar los efectos del invierno altiplánico

lunes 13 de enero del 2020.- Puentes colapsados, camionetas arrastradas por el agua, inundaciones y aludes de barro son algunas de las imágenes que dejó en la gran minería-el invierno altiplánico 2019.

Las mayores precipitaciones en 47 años afectaron principalmente a Minera El Abra, ubicada a 76 kilómetros al noreste de Calama. Operación que tardó más de un mes en normalizar sus operaciones. Este año la filial de Freeport-McMoRan, ha desarrollado una serie de obras preventivas en sus faenas como en el poblado de Conchi Viejo.

Entre estos están las reparaciones de los daños provocados por las lluvias de 2019, de los canales de aguas lluvia de la Planta y la recuperación del camino Mina Planta. Además de un análisis de las lluvias de 2019 que derivaron en recomendaciones. Asimismo se ensancharon y reforzaron 17 kilómetros de canales de aguas lluvias para aumentar sus capacidades de retención.

Codelco, en la zona que opera las divisiones Chuquicamata, Radomiro Tomic, Ministro Hales y Gabriela Mistral, que se vieron afectadas en distintas magnitudes por las precipitaciones de 2019, informó que sus equipos internos de seguridad y operaciones, ya han desarrollado una serie de acciones preventivas para estar preparados para la llegada un nuevo fenómeno climático.

En este sentido, detallaron que los equipos de seguridad y de las ares operativas ya se encuentra coordinando los esfuerzos en cada una de las divisiones, poniendo foco en revisar los eventos anteriores, los efectos que se registraron y corregir o mejorar de forma preventiva y temprana, que permitirían eliminar o reducir los posibles efectos sobre la seguridad de las personas, la protección de los activos y la continuidad operacional.

Desde SQM, que opera en San Pedro de Atacama, explicaron que todos los años pero particularmente en 2019, en que el frente climático que afectó a la cuenca del salar de Atacama se intensificó respecto a años anteriores, han desplegado un plan de emergencia que buscar resguardar la vida de sus trabajadores y los habitantes de la zona.

Este año, añadieron en SQM, “también contamos con el apoyo de los trabajadores de la operaciones, quienes fueron clave en 2019 para habilitar rutas, disponer de agua potable y materiales para proteger viviendas de los pobladores de comunidades afectadas”, señalaron.


El Mercurio de Antofagasta

Share This
X
X