Síguenos
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • RSS
0 elementos

Reportaje Patrocinado por

Chile

La demanda por litio en el mundo crece de la mano del “boom” de la electromovilidad, lo que coloca a Chile en una situación expectante al contar con el 48% de las reservas mundiales de litio. En cuanto a los desafíos, la industria nacional se plantea avanzar en todos los ámbitos de la cadena de valor e incrementar la producción de manera sostenible.

Minería del litio: nuevos actores en Chile e inversiones vecinas

jueves 03 de octubre del 2019.- Desde hace algunos años que el litio destaca como uno de los metales con mayor crecimiento en cuanto a su demanda en el mundo, producto del aumento de la fabricación de vehículos eléctricos y las baterías recargables ion litio que utilizan.

Es en este contexto de auge de la electromovilidad y donde su futuro es más que prometedor, donde Chile se presenta ante el mundo con ventajas significativas para la explotación de este recurso.

El país cuenta con el 48% de las reservas mundiales de litio y tiene el Salar de Atacama, una de las zonas con mayor potencial y competitividad a nivel mundial, donde se estiman reservas de 7,5 millones de toneladas de litio (40 millones de ton de Carbonato de Litio Equivalente).

“El crecimiento de la electromovilidad, representa para nuestro país el desafío de consolidar su posición y avanzar en la cadena de valor para satisfacer, principalmente al mercado regional”, afirma Jonathan Castillo, gerente general de Corporación Alta Ley.

Para el presidente del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IIMCh), Juan Pablo González, “Chile debe jugar un rol preponderante en materia de electromovilidad, aprovechando un recurso mineral escaso y donde el mercado mundial está evolucionando de manera exponencial cada año”.

La oferta mundial

El último estudio “Mercado Internacional del Litio y su Potencial en Chile”, elaborado por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), detalla respecto a la oferta mundial del litio que “en 2017 se registró una producción de 234.000 toneladas de carbonato de litio equivalente (LCE), mientras que la demanda alcanzó a 221.000 toneladas de acuerdo a cifras del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS)”.

Estas cifras dan cuenta de la relevancia del desarrollo de la industria automotriz en la demanda de litio, la cual solicitará baterías cada vez más eficientes, económicas y con más capacidad.

Codelco y Minera Salar Blanco

Hace algunos días se dio a conocer la firma de un acuerdo entre Codelco y Minera Salar Blanco con lo cual se busca estudiar la forma de estructurar un proyecto de litio sustentable desde el punto de vista social, ambiental y económico en el Salar de Maricunga, con miras a poner en marcha una tercera operación de litio en Chile.

Desde la minera estatal destacaron que “el acuerdo establece que el desarrollo conjunto se enmarcará dentro de las condiciones del Contrato Especial de Operación de Litio (CEOL) suscrito entre el Ministerio de Minería y Salar de Maricunga SpA (filial de Codelco) en cuanto a estándares técnicos, económicos y de gobierno corporativo”.

Enami y Wealth Minerals

En 2018, Enami firmó un acuerdo con la compañía canadiense Wealth Minerals que además, permitiría a futuro, la comercialización del mineral no metálico mediante encadenamientos productivos.

El acuerdo comprendía, desarrollar conjuntamente, hasta la etapa de comercialización, el Salar de Laguna Verde y las 46.000 hectáreas del Salar de Atacama que forman parte de dos de las ocho opciones que tiene Wealth en el mismo número de salares.

“Ese es el camino que deben tomar las empresas del Estado”, sostuvo entonces, el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

Opciones de I+D+I

La mayor demanda de litio en el mundo que va de la mano de la electromovilidad, también entrega la oportunidad de generar I+D+I desde el país.

En ese sentido, el director del Centro de Investigación Avanzada del Litio y Minerales Industriales (CELiMIN), Mario Grageda, señala que este centro “surge frente a la necesidad de generar conocimiento e impulsar proyectos científicos que impacten positivamente en el desarrollo de la minería no metálica (minerales industriales) en la región y en el país, teniendo como eje central el recurso del litio”.

El investigador agrega que “el litio es un recurso estratégico que pertenece a Chile, por lo tanto, existe la necesidad de entender la manera de explotarlo, de manera sostenible y sustentable”. Además, “es importante formar profesionales especializados en el ámbito de materiales y el desarrollo de procesos sustentables para incrementar el valor agregado del litio; consolidar la investigación aplicada a través de patentamiento y transferencia tecnológica a partir de investigaciones realizadas en el país”, señala.

Los vecinos

Otro de los países que se ha sumado fuertemente a la “revolución del litio” es Argentina. Según datos oficiales de la Secretaría de Minería, se estima que ya hay una inversión de unos US 2.000 millones en el vecino país, en su mayoría con capitales extranjeros.

Y cuáles son algunos de los que están con más fuerza:

Proyecto Centenario – Ratones
Proyecto Litio Cauchari – Olaroz
Proyecto Pastos Grandes
Proyecto Pozuelos – Pastos Grandes (PPG Project)
Proyecto Río Grande
Proyecto Tres Quebradas 3Q
Sales de Vida de Litio y Potasio

En tanto, Perú es otro de los países que busca sumarse a la exploración y explotación de sus recursos en litio, es así como tiene dos proyectos en curso. Se trata del Proyecto Falchani y Proyecto Macusani, ambos en la región de Puno.

Retos

No cabe duda que la minería es la industria más relevante para Chile. Pero tal posición también involucra una serie de retos que ha debido superar con el paso de los años.

En el caso de la minería del litio, se plantea un desafío de avanzar en todos los ámbitos de la cadena de valor e incrementar la producción de manera sostenible donde el Estado asegure un impacto mínimo sobre el medio ambiente. A lo anterior, se suma que las empresas productoras asuman un posible costo de operación adicional que les permita avanzar hacia una industria sostenible ambiental y técnicamente.

“Para lograr esto, se hace necesario la colaboración conjunta entre el Estado y la industria privada, con un rol activo del sector público, para avanzar en agregar valor en la producción de litio”, explica Jonathan Castillo, gerente general de Corporación Alta Ley.

Para Juan Pablo González, presidente del IIMCh “el desafío futuro para Chile respecto al negocio del litio, es aprovechar la oportunidad de integración vertical y avanzar en el siguiente eslabón de la cadena del valor del litio. Chile debe subir al carro del desarrollo, porque es dueño de un mineral estratégico”.


Portal Minero

Share This
X
X