Síguenos
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • RSS
0 elementos
Chile

Una alternativa rentable y beneficiosa para las PYMES es la vinculación con instituciones que tienen la capacidad de acceder a nuevas tecnologías, como por ejemplo las universidades o centros de investigación.

Programa de Innovación en Manufactura Avanzada (IMA+) dispone de tecnologías probadas que ayudan a la industria nacional a aumentar su productividad

miércoles 13 de abril del 2022.- El futuro de las empresas apunta hacia la digitalización, la autonomía de funciones, el aumento de la productividad y la seguridad, entre otros, y para alcanzarlo se requiere desarrollar tecnologías, lo que conlleva una buena inversión en Investigación y Desarrollo (I+D); una barrera para la pequeña y mediana empresa.

Por esto una alternativa rentable y beneficiosa para la industria es la vinculación con instituciones que tienen la capacidad para hacerlo, como por ejemplo las universidades o centros de investigación. Existen diversas industrias alrededor del mundo que han hecho estas alianzas, adaptado sus sistemas de producción y permitiendo que éstos sean personalizables, escalables y automatizables. Los beneficios son a nivel económico y también en materia de recursos humanos.

¿Cómo los avances tecnológicos de IMA+ pueden ayudar a la industria?

Gracias a la investigación, desarrollo y aplicación de las tecnologías trabajadas en IMA+ hoy las empresas pueden acceder a mejoras concretas en materia de productividad, como  es la disminución de los tiempos no productivos y de mantenimiento; evitar  fallas imprevistas; disminuir los riesgos de accidentes laborales; y aumentando la eficiencia, entre muchos otros.

El gerente de IMA+, David Villaseca, da cuenta del avance de las tecnologías y las oportunidades para la industria. “Tenemos un avance importante en todos ellos. Por ejemplo, el desarrollo de una máquina automatizada de recuperación de piezas metálicas ya está comenzando la etapa de pruebas en la empresa asociada. Lo mismo que el “sistema de predicción de falla”, a lo que agregó que las tecnologías que estamos desarrollando en IMA buscan facilitar la gestión de la manufactura, permitiendo optimizar el uso de recursos como el tiempo productivo. Las empresas a nivel mundial han entendido la importancia de este tipo de tecnologías y las han incorporado a paso acelerado durante este año. La manufactura nacional no se puede quedar atrás; por el contrario, aprovechar estas tecnologías puede permitir aumentar la productividad y su capacidad de competir en la economía global.

De hecho la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (ASIMET), trabaja con el Programa IMA+, entendiendo que la competencia hoy se basa en mejores diseños y terminaciones, versatilidad de formatos,  aumento en la producción, mejores y más seguros embalajes, mejores servicios y menores tiempos y costos de producción.

“Si no usamos herramientas de manufactura avanzada que nos ayuden a ser más productivos y a reducir costos, otras empresas internacionales, que sí lo hacen, van a poder ofrecer mejores productos incluso a un menor costo. Al ser menos competitivos vamos a terminar cerrando empresas, que es algo que ya está pasando”, declara la directora de IMA+, Viviana Meruane, quien es además la directora del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, por lo que insiste en la necesidad de potenciar la vinculación entre los distintos actores del ecosistema manufacturero: “Es fundamental aumentar la vinculación entre la industria y la academia, para que se potencie la investigación aplicada a los problemas de la industria tiene”, sostiene la directora del Programa de Innovación en Manufactura Avanzada, Dra. Viviana Meruane.

Programa de Innovación en Manufactura Avanzada (IMA+)

Si bien en Chile es relativamente reciente el acercamiento entre la academia y la industria, esta relación implica un impacto directo en el desarrollo económico del país, ya que permite que el conocimiento de las investigaciones y la tecnología de los laboratorios puedan servirle a la sociedad, y además dejar remanentes económicos. De este modo, las empresas deben pensar cómo satisfacer las nuevas necesidades tecnológicas y los beneficios de contar con sistemas de producción flexibles, capaces de ajustarse a requerimientos específicos, que pueden ser instalados y personalizados rápidamente, y cuyo tamaño y costo se adaptan a las necesidades de producción. Y las universidades por su parte deben desarrollar nuevos y mejores mecanismos de transferencia del conocimiento, y formar a profesionales que solucionen las problemáticas de la industria, en una lógica que va más allá del número de publicaciones.

Es por esto que tanto las universidades como la industria nacional y el Estado establecieron alianzas de colaboración para innovar en el desarrollo de soluciones de manufactura avanzada que puedan ser utilizadas en el corto plazo. El Programa de Innovación en Manufactura Avanzada (IMA+) surge gracias a un financiamiento de Corfo, y reúne un equipo de académicos de distintas universidades, incorporando además a las pymes con las grandes empresas y los proveedores tecnológicos. De esta manera, IMA+ tiene integrados bajo la misma misión a la Universidad de Chile, la Universidad de Santiago (USACH), a la Asociación de Industriales Metalúrgicos y Metalmecánicos (ASIMET A.G), a la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) y a la empresa Seguel Robotics SpA. Y como asociados a las empresas GHH Chile SpA, MCM Ingeniería, Sandiman S.S, Minera Escondida; Alaya Digital Solutions; Hunter Douglas Architectural; Techné; Conmetal, Lemaco; VOGT; entre otras.

Las tecnologías disponibles pueden visitarse en: www.programaima.cl


Share This
X
X