Síguenos
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • RSS
0 elementos

Francisco Ortúzar, socio de Orca Business Consulting

Francisco Ortúzar, socio de Orca Business Consulting

miércoles 24 de febrero del 2021.- Después de los variados diagnósticos, que dan cuenta de una caída de la productividad de manera sostenida a nivel nacional, es necesario abrirse a considerar nuevas metodologías que salgan de lo tradicional, y entreguen una mirada más rupturista y arriesgada para lograr los avances esperados de manera sostenible en las diversas industrias, y, especialmente, en la minería, que es determinante para el desarrollo económico del país.

Además, se deben considerar los siguientes aspectos para aumentar la productividad en procesos claves, manteniendo los niveles de producción, y aprovechar así el buen momento que vive el cobre:

1. Generar un cambio cultural este 2021 que impregne y lleve a las mineras al crecimiento, captura de potencial y a mejores resultados de última línea a largo plazo, con una optimización de los recursos disponibles, más allá de la continuidad operacional.

2. Adoptar una metodología inclusiva para las compañías, que integre a un número importante de trabajadores de la organización, para que se sientan parte del proceso. Si se Involucra a muchos actores relevantes, ellos serán los evangelizadores internos, y generarán conocimiento de valor, que será el capital organizacional para el proceso de mejora.

3. Incentivar que se formen grupos de trabajo transversales y multidisciplinarios involucrados, para realizar los cambios sostenibles en el tiempo, y no de manera vertical y descendente, porque eso arriesgaría que no se impregnen en la cultura de la empresa. Si trabajan con este fin personas de distintas áreas, pueden equiparar fuerzas y ver los problemas desde la perspectiva del otro. Con esta forma distinta de enfrentar la misma situación se puede lograr eficiencia y mejoras tempranamente.

4. Propiciar un modelo de experiencias, que lleve a los equipos a pensar, crear y aplicar, alcanzando un nivel de compromiso mucho más alto, que genere un valor diferenciador.

Liberar dolores, y “el elefante blanco”, lo que se ve favorecido al estar trabajando en un grupo con gente de otras áreas.

5. Revisar las operaciones en base a la economía del comportamiento o behavioral economics, antropología, etnografía y management organizacional.

6. Propiciar el trabajo optimizando las horas de trabajo, asegurándose del cumplimiento y eficiencia de los roles de los trabajadores.

7. Las organizaciones grandes y sanas financieramente tienen mayores opciones de mejorar la productividad con un mayor impacto. Tienen las capacidades y las competencias para lograr ese mayor ahorro y eficiencia, no así las que están en crisis. Si hay problemas de caja las soluciones son más directas y concretas en el corto plazo, y se deben aplicar otro tipo de metodologías de shock, terapias de líder y tomar decisiones con otros objetivos.

8. Asumir que al aplicar acciones se verán afectadas sensibilidades en los equipos, pero se lograrán los avances necesarios. La empresa no se verá afectada pero sí será parte del proceso.

9. Buscar una metodología que reconozca la cultura de la organización, su trayectoria y en base a eso la apoye para ir construyendo su propia posición de valor. Ser rupturista y arriesgado en esa búsqueda.

10.Usualmente en las organizaciones muy estructuradas, las metodologías de captura de valor son recetarios, pero hay mucho que ir descubriendo en el camino, sin improvisar, sino que, con un objetivo claro, ajustando los cambios, y manejando con el seniority necesario. Hay que hacer a veces ajustes que parecen extremadamente radicales y que desconciertan en alguna medida a la gerencia.


Francisco Ortúzar, socio de Orca Business Consulting

Share This
X
X