Síguenos
  • Instagram
  • Youtube
  • Linkedin
  • RSS
0 elementos

Miguel Teixeira, CEO de everis Chile

Miguel Teixeira, CEO de everis Chile

lunes 03 de agosto del 2020.- Aunque es muy difícil saber si estamos llegando al peak de los contagios del coronavirus o aproximándonos a la ansiada meseta, lo que nos daría una idea de cuándo volveremos a la “normalidad”, el gobierno y las empresas están realizando sus mejores esfuerzos para superar el impacto económico de la pandemia, mientras preparan los planes y los presupuestos para el regreso y la reactivación. Un momento que, bien aprovechado, puede significar no sólo recuperar en el mediano plazo lo que teníamos, sino que sentar las bases para el crecimiento de la próxima década.

Es que como toda crisis que nos golpea fuertemente, también nos da la posibilidad de parar unos minutos, mirar cómo lo veníamos haciendo y delinear qué queremos para el futuro. No podemos dejar de lado la reconstrucción, pero la diferencia la hace quién sabe también que puede ser el momento de reinventarse, así como lo han hecho algunos países o importantes empresas.

Alemania es uno de los casos prototipo. Tras la Segunda Guerra Mundial, con una economía devastada y una división territorial por parte de las naciones ganadoras del conflicto, Alemania Occidental o la ex RFA (República Federal Alemana), de la mano del Plan Marshall, apostó por la reinvención, más que por la reconstrucción, pensando en un largo plazo, lo que al final resultó todo un acierto.

Con fuertes restricciones para su industria pesada, por el temor de los aliados, y pese a recibir un tercio de lo que se le otorgó a Reino Unido, la mitad de lo que le correspondió a Francia y casi el mismo monto que Italia, Alemania pensó distinto. No se centró en reconstruir lo que había antes de la guerra, sino en construir un país mirando 10 años al futuro, lo que le permitió convertirse en la mayor potencia industrial de Europa.

No obstante, tras registrar un crecimiento superior a Gran Bretaña por más de 35 años, en la última década, la ex RFA comenzó a tener dificultades para seguir siendo el motor de la Unión Europea. Su lugar destacado comenzó a ser cada vez menor, quedándose atrás de la propia Unión Europea tanto en aspectos tecnológicos, patentamientos, nuevo ecosistema de Start Ups, hasta el punto de verse en serias dificultades para mantener sus mejores y más disruptivas compañías. Esto incluso forjó la entrada de otro actor en el juego: China comenzó a comprar estas empresas.

Sin embargo, más de 70 años después y en el contexto de la actual pandemia, Alemania, ya reunificada, está activando un “Plan Marshall moderno”. Planea repetir lo que fue su camino al éxito: no recuperar la economía a estándares pasados, sino tener una visión para ubicarse entre los países más avanzados en un nuevo liderazgo. Así, el gobierno ha estado buscando recomponer posición en compañías tecnológicas, ayudar a las grandes compañías como BMW o Lufthansa, pero con reglas claras de gestión; y colocando a la tecnología y robotización -aunque ya tenía avance en ello- como principal ventaja competitiva.

La canciller Angela Merkel, junto con informar las medidas de estímulo a la economía para los años 2020 y 2021, también ha explicado ese programa para el futuro, que es necesario ya que el modo de generar beneficios económicos se está transformando de forma radical debido al cambio climático y a la digitalización, mencionando ejemplos como la estrategia para producir hidrógeno, una mayor promoción de las energías renovables y el saneamiento de edificios, así como la transición hacia una movilidad más compatible con el medio ambiente.

Es precisamente este enfoque, la posibilidad histórica de reinventarnos, como personas, empresas y país, lo que deberíamos aprovechar por estos días. Si bien somos individuos de costumbres y nos cuesta salir de nuestra zona de confort, también es cierto que cuando nos atrevemos a salir, a probar nuevas experiencias e ideas y nos resultan, nos acostumbramos. En días de crisis, hay muchos temores, pero esto no debería frenarnos en esta oportunidad única de tomar nuevos rumbos, aprovechando nuestras mejores capacidades, pero como también las nuevas herramientas que nos da la tecnología y la innovación.


Miguel Teixeira, CEO de everis Chile

Share This
X
X