Skip to end of metadata
Go to start of metadata
Alejandro Figueroa, FDA

ingenieria-figueroa-alejandro-fda

Actualmente el país se encuentra viviendo un período de bajo crecimiento económico que no deja indiferente a nadie. No existe duda que la actividad se ha frenado en su desarrollo e incluso el gobierno ha decidido pausar la velocidad de los proyectos de reformas, reconociendo que esta situación tendrá una duración mayor a la pronosticada en un principio.  

En general la opinión pública y los principales medios de comunicación percibieron la caída del crecimiento hacia fines del año 2013. Sin embargo, la actividad de ingeniería de proyectos había comenzado a caer fuertemente dos años antes de que incluso connotados expertos y economistas percibieran lo que estaba ocurriendo.

La AIC (Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería de Chile A.G.) mide trimestralmente la actividad de la ingeniería nacional con información aportada por todos sus asociados, que representan aproximadamente el 80% de la ingeniería de proyectos a nivel nacional.

El índice de actividad tuvo un crecimiento sostenido desde el año 2000, salvo un pequeño retroceso el año 2008, y alcanzó un valor máximo el último trimestre de 2011 para luego caer bruscamente hasta el último trimestre de 2013, desde ahí a la fecha ha seguido disminuyendo a una menor tasa. La brusca caída representó un 30% en dos años y luego 10% en un período similar de tiempo.

La ingeniería de proyectos es la etapa anterior a la construcción de cualquier inversión en todas las áreas productivas y de negocios. Luego cuando baja la actividad de ingeniería necesariamente bajará la actividad de construcción con un retraso de aproximadamente uno a dos años, dependiendo del tamaño del proyecto. Como el crecimiento económico del país está asociado directamente a la inversión la línea de consecuencias es evidente.

A principios de este año se habló de un mejoramiento de la situación hacia el año 2016, sin embargo, los profesionales que trabajamos en ingeniería de proyectos observamos que nuestra actividad seguía cayendo a una tasa menor. En ningún caso observamos un repunte que permitiera visualizar mejoras en la economía hacia el 2016. Hoy nuevamente se bajan las predicciones de crecimiento para el 2016, lo que ya sabíamos con anterioridad.

Es decir, solo en el momento que nuestra actividad repunte podremos predecir que la economía del país mejorará, lo que será al menos un año después. Y lamentablemente esto aún no ocurre.

Alejandro Figueroa es Ingeniero Civil con mención en Estructuras de la Universidad de Chile, y Gerente General de FDA Ingenieros SA.

Portal Minero