Eduardo Bruna, Gerente de Proyectos Minera Escondida

productividad-opinion-bruna-edgardo

La productividad tanto en la minería, como en la industria en general, es un tema altamente sensible, permanentemente buscado y con diversos planes, métodos y sistemas que apuestan alcanzarla.

Desde mi punto de vista y experiencia, una de las formas más importantes para lograrla está a nuestro alcance y es tan cercano, que en muchas ocasiones no nos percatamos de ello.

Me refiero a las personas y cómo nos relacionamos con ellas, como nos comunicamos y como transmitimos lo que queremos decir o lo que necesitamos aprender. Cuando ponemos atención y entendemos estas simples razones, podemos entonces disfrutar de mejoras sustanciales en productividad y de lo que queremos iniciar.

En primer lugar debemos entender que los proyectos que emprendemos no los podemos desarrollar solos, debemos involucrar al equipo de trabajo que nos acompañará en todo el proceso, comenzando por la estructuración de las metas.

Los resultados y la forma de obtenerlos, deben convertirse en una inspiración para todos. La apertura de espacios reales de comunicación, el escuchar antes de decidir, el mejoramiento de nuestras relaciones laborales e interpersonales, permitirá una gestión con las mejores prácticas de la industria y el anteponer los intereses del equipos por sobre los personales, son un liderazgo digno de destacar, y debe convertirse es un claro ejemplo de cómo crear un grato ambiente de trabajo para alcanzar metas.

Para lo anterior debemos saber qué y cómo comunicar, de forma tal que cada integrante se sienta plenamente involucrado y comience a sentir el proceso, sienta cuánto y donde puede aportar y entregar, estableciendo para ello roles y responsabilidades. Necesitamos utilizar todas nuestras habilidades para atraer e involucrar al equipo, es la etapa que debemos identificar como encantamiento.

Esta etapa es la que necesita mucha atención. Es una de nuestras inversiones importantes del proyecto, la atención a las personas. Hacernos entender y que la información quede asumida y capturada por el equipo, permitirá generar confianzas, seguridad y entusiasmo, convirtiéndose en un factor clave del éxito.

Como ven, nada es nuevo, y todo es muy cercano o está a nuestro alcance fácilmente, solo hay que aplicarlo y para ello las relaciones de confianza, respeto y cercanía deben prevalecer. Todo este proceso comienza a fluir entre los equipos de trabajo. Aquí se deben abrir los canales necesarios, transparentar los requerimientos y generar importantes climas de confianza, que permitan la inclusión, el aporte y el ganar - ganar.

Finalmente el seguimiento de los procesos que cada uno desarrolla, el reconocimiento por logros, el escuchar atentamente sus aportes e impulsar su materialización, genera un alto nivel de compromiso y un equipo sólido, en permanente reforzamiento y en la búsqueda constante de la mejora.

Equivocarse es fácil, y no es ajeno hasta en los mejores equipos, y en ocasiones es hasta necesario. Reconocerlo e involucrarnos es un gran paso. La única forma de aprender y mejorar, es corregir y sentir el aprendizaje, para luego administrar el proceso, y generar las lecciones aprendidas que permitan aplicar mejores prácticas.

La productividad no es un procedimiento, ni una regla, menos es una instrucción. Se trata de entender como nos relacionamos, como formamos equipos y cuál es la base que implementaremos para obtener resultados. Las personas actuamos distinto cuando estamos en un ambiente en donde nos sentimos importantes, debido a que nos escuchan, nos consultan, nos corrigen y nos reconocen. Esto demuestra que somos parte de un equipo, y es cuando nacen rápidamente las iniciativas que buscan mejorar, aprender y actuar, que entiende las metas, que comparte resultados y que tienen una mirada genuina de equipo, en un ambiente que siente además que la felicidad, en el ámbito laboral, también existe.

Eduardo Bruna, Gerente de Proyectos Minera Escondida

Portal Minero
Your Rating: Results: PatheticBadOKGoodOutstanding! 11 rates