Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Soluciones tecnológicas de iluminación basadas en moderna tecnología LED y sistemas de diseño avanzado permiten obtener los beneficios de la luz natural en espacios interiores, considerando las actividades de las personas, para ajustar la luz de forma eficiente al momento del día y según las funciones a realizar.

Lunes 25 de Marzo de 2019.- ¿Conoce los efectos no visuales o biológicos y los efectos emocionales de la luz en las personas? El enfoque que plantea el HCL (Human Centric Lighting) postula que la iluminación se diseña sólo para los humanos y debe ser natural para el bienestar de personas, ya que la luz regula nuestro ciclo circadiano (sueño-vigilia), las respuestas inmunológicas, el apetito, el estado de ánimo, de alerta y la atención, entre otros aspectos. “Todos estos efectos de la luz, llamados ‘no visuales’, se pasan por alto en la iluminación o diseño de ésta, que está dominada sólo por los aspectos visuales centrados en la cantidad de luz. Mientras que la iluminación centrada en el ser humano considera además la calidad de la luz y el diseño natural de la iluminación, los parámetros de composición espectral, reproducción cromática, encandilamiento y las labores a realizar en las distintas horas del día”, comenta Erwin Plett, Director de Alfa Lux en Chile y miembro de la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros de Chile A.G.
En un día soleado una persona recibe naturalmente aproximadamente 100.000 lux, en comparación con uno nublado en que sólo recibe 50.000 lux en el exterior, los humanos nos adaptamos genéticamente a realizar eficientemente actividades con esas cantidades de luz fría (6.500K, grados kelvin). En colegios y oficinas se reciben 300 lux y en pasillos de edificios rara vez se miden más de 30 lux y todo con luz cálida (3.000K), lo que es antinatural.

La mayoría de la gente pasa el 90% del tiempo en interiores, al menos los días de semana y se desincroniza en su ritmo circadiano, ya que la luz solar es como un metrónomo para ese ritmo biológico natural. Estos nuevos conocimientos llevaron a otorgar el premio Nobel de Fisiología del 2017 a los científicos que han trabajado en la cronobiología. “Para lograr un diseño de iluminación orientado al bienestar de las personas, es necesario plantear objetivos en las estrategias de iluminación que estén orientados hacia las actividades de las personas en el transcurso del día. Una iluminación dinámica es la que refleja lo natural y lleva al bienestar personal y a una mejor productividad en el trabajo” explica Plett.

Para pacientes en hospitales, una iluminación que imita la bóveda azul del cielo (con temperatura del color correlacionado CCT de 6.500K) tiene el efecto biológico de activación, ya que es la iluminación natural de día. Desde el atardecer y hasta el amanecer la luz natural se pone más amarillo-naranja (con temperatura del color correlacionado CCT de 3.000K) y nos relaja y nos predispone a dormir. Las ‘luminarias despertadores naturales’ aumentan la cantidad de iluminación a la hora programada, y cambian suavemente de 3.000K a 6.500K y las personas se despiertan naturalmente a través de su sistema de visión melanópico.

Los efectos positivos de la luz biológicamente eficaz se pueden utilizar tanto para los conceptos de iluminación en el hogar, colegios, hospitales, industrias productivas y especialmente en el lugar de trabajo. “El objetivo de un concepto de iluminación biológicamente efectivo debe ser crear una experiencia de iluminación con un efecto positivo. Un mayor bienestar garantiza un mejor rendimiento y, por lo tanto, más productividad, además de la sostenibilidad energética. Por ejemplo, cuantitativamente en una oficina los costos de personal son cien veces mayores a los costos de energía, por lo que lo más rentable económicamente es tener condiciones que optimicen la productividad de las personas y una adecuada iluminación resulta ser una inversión muy rentable”, concluye el experto chileno. www.alfalux.eu

Alfa Lux

Portal Minero